truco para abrir bolsas de plástico con guantes puestos

«Refrany; Gat amb guants, no caça ratolins». Gato con guantes, no caza ratones.

Ayyy que desesperación, ir a la compra, ponerte los guantes de plástico e intentar abrir una de las bolsas (de plástico también) para poner dentro la fruta o la verdura al pesooooo pooooor Dios.

Me lo contaba mi mejor amiga, que es un auténtico desespero. Antes de la pandemia, cuando iba a la frutería o al mercado a hacer la compra, antes de ponerme los guantes, abría las bolsas, y luego ya, me ponía los guantes para cojer la fruta y la verdura, pero claro…ahora ya, lógicamente hay que entrar desde la puerta con los guantes puestos y las manos previamente desinfectadas con el hidrogel ¡y como cuesta! ah! y NO vale soplar, porque no es higiénico ¿eh?

Aunque llevemos guantes de látex, vinilo o de nitrilo, con los que son más faciles las cosas porque tienen mejor tacto, hay que ponerse encima los de plástico de usar y tirar, por cierto…..se tiran en la papelera, basura, o lugar destinado a ello ¡¡¡NO EN LA ACERA, NI EN MEDIO DE LA CALLEEEE!!!!

Para colaborar con el medio ambiente, lo ideal es llevar de casa nuestras propias bolsas, no solo para la compra completa, sino también para poner la fruta y la verdura y pesarla, las hay de tela de algodón, de lino, y de malla tipo red, me hice unas con gasilla de algodón o tarlatana, de recortes de hacer guardapèus de valenciana, y me van genial, este truco es para cuando no las llevamos

Tenemos que ir adaptando nuestras vidas a una serie de cambios indispensables y bueno es, echar mano de truquis que nos faciliten las cosas.

Hoy va uno de mis truquis en especial para mi queridísima amiga Paqui, y para tod@s quienes tengáis el mismo problema, es muy muy fácil, pero como se necesitan dos manos y una la uso para hacer la foto…intentaré hacerme entender de la mejor manera posible, a ver si lo puedo conseguir.

Lo voy a hacer con una bolsa de asas, pero lo podéis hacer con cualquier bolsa, si os habéis hartado de frotarla con los guantes puestos, por ámbas caras y no habéis podido conseguir abrirla.

Nos vamos al inicio de una de las asas y vemos que están ámbas caras de la bolsa pegadas, como si estuviesen selladas y fueran una sola capa

tiramos de los dos lados, con las dos manos en dirección contraria ( en éste caso, no llevo guantes, porque no tengo de plástico en casa, pero imaginad que los lleváis puestos claro 😉  )

sólo necesitamos hacerlo de un lado, al haber tirado veremos que el plástico se ha despegado con absoluta facilidad

Y ya tenemos la bolsa abierta para poner dentro, lo que necesitemos comprar.

Espero que me contéis que os parece mi truqui, y si lo consideráis interesante, compartir para que llegue a mas gente ¡gracias!

Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Deja un comentario