Espinacas a la crema paso a paso foto a foto

«Refrany; Bledes i espinacs, molts al perol i pocs al plat» Acelgas y espinacas muchos en el perol y pocos al plato.

Este refrán lo decía mi iaia muuuchas veces, aplicándolo como todo….a las cosas y actos de la vida. El significado viene a ser que tanto las acelgas como las espinacas, abultan muuucho cuando los echas a la olla o perol y apenas quedan, cuando vas a servir…. como en la vida…..

Me encantan tanto las acelgas, como las espinacas, ya os he hablado en otras ocasiones de ello, como hice en ésta publicación desmitificando la historia de Popeye, y las espinacas http://elcalaixetdelaiaia.es/2016/09/olla-montanesa-con-espinacas-paso-paso/

Una de las maneras que mas me gusta prepararlas, son a la crema y gratinadas con queso, así que hoy os cuento como las hago, por si os interesa, paso a paso y foto a foto, como siempre.

Para dos raciones, necesitaremos;

 

  1. 100 gr de hojas de espinacas
  2. 30 gr de harina
  3. Una cebolla
  4. 100 gr de queso rallado
  5. 1/2 litro de leche
  6. Aceite de oliva
  7. Sal
  8. Pimienta
  9. Nuez moscada

Esta vez, las espinacas las he comprado limpias y embolsadas, ya que he tenido que hacer pedido online, debido a la confinación por el estado de alarma que estamos sufriendo. Es una locura el avituallamiento, para quienes por patologías previas y ser de riesgo, no podemos salir de casa, absolutamente para nada, la compra online, es complicadísimaaa he tenido que pasarme muuuchas noches, poniendo el despertador cada hora, para ver si encontraba tramos libres de reparto, hambre no he pasado, desde luego que no, ni muchos menos, pero he comido mucho arroz y mucha pasta…sin apenas nada mas, imagino que como todos, aunque se que hay mucha gente que está realmente mal, soy una privilegiada, porque no me falta de nada, bueno, compañia, calor humano….y un poquito de salud, ahora también llevo una afonía absoluta, desde hace unos meses y ni puedo hacer llamadas, ni audios, ni nada similar y eso hace que el aislamiento sea más duro y fuerte aún, pero sería injusto quejarme y no dar gracias a la vida.

Unos vecinos bajan la bolsa de basura que dejo en mi puerta, mi farmaceútico es una pasada, me trae mis medicamentos a casa, y tengo un amigo muy especial, que desde que se enteró que no comía pan en tiempo, cuando van a por el pan, el o su mujer para ellos y sus hijas, trae pan para mi, harina, levadura, y no falta un panquemao o una magdalena en la bolsa que cuelga del pomo de mi puerta, cuando su trabajo se lo permite, que no es todos los días y…..yo…no se como agradecer ésto en momentos que todo es todo una odisea, y estas atenciones y cuidados, te llenan el alma y el corazón. GRACIAS.

Comenzaremos rehogando las espinacas.

En una sartén, o cazuela que no se pegue (ya que luego haremos en la misma, la bechamel) pondremos dos cucharadas de aceite de oliva a calentar y echaremos las espinacas limpias, y con tres minutos aproximadamente, tendremos suficiente para que estén blanditas. Mientras tanto rallaremos la cebolla.

Veremos que el volumen de las acelgas, ha disminuido muchísimo, las retiramos de la sartén a un plato y reservamos.

y vamos con la bechamel, que siguiendo estos pasos os quedará perfecta y sin grumos.

y en el aceite caliente, donde hemos hecho las espinacas, la pondremos a pochar a fuego lento, cuidando que no se queme, porque en cuanto comience a dorarse, añadimos la harina que IMPRESCINDIBLEMENTE se ha de freír,
de lo contrario sabrá a harina y habremos estropeado la bechamel y por tanto, la receta
Removemos para que se mezcle bien con la cebolla
 y empezamos a incorporar lentamente la leche  que tendremos a temperatura ambiente, mientras NO DEJAMOS DE BATIR,
para que no se formen grumos…a mi no se han formado jamás haciéndola  de ésta forma.
vamos añadiendo y removiendo
Añadimos la sal. Si aún haciéndola de ésta manera, os quedan grumos, los podréis eliminar fácilmente pasándola por el chino o la batidora , pero es importante que no tenga grumos la salsa una vez finalizada.
molemos pimienta y la añadimos, sin dejar de remover
y nuez moscada al gusto
Seguiremos batiendo hasta conseguir la textura deseada, a mi me gusta espesita, pero todo depende del tipo de receta y del gusto de cada cual. Lo que parecen grumitos, no lo son, es la cebolla 😉
cuando esté a nuestro gusto, añadimos las espinacas que teníamos reservadas, removemos para que se integren
y se siga espesando la bechamel
hasta que tenga este aspecto

cubrimos con queso rallado, hoy he puesto queso semi de vaca y cabra

podéis poner el que mas os guste, suelo poner mezcla de quesos rallados para gratinar, pero hoy he puesto el que tenía en casa

gratinamos unos 7/8 minutos

y servimos de inmediato

es un plato estupendo

que me encanta con el que siempre acierto cuando lo presento en la mesa

Son un plato perfecto y que siempre preparo de más, las reparto por raciones en moldes de aluminio desechable y las conservo en el congelador, a falta solo de gratinar, así en un momentín, comida o cena lista.

«A la taula i….BON PROFIT!!!»
Si te gusta ésta entrada, puedes compartirla. Gracias por hacerlo.Espero tus comentarios que para mi son MUY importantes y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/
Si quieres recibir mis actualizaciones por mail, al final de ésta página a la izquierda tienes como hacer para introducir tu correo electrónico y no perderte las actualizaciones de mis recetas ¡Gracias!

Deja un comentario