Crema de tomate paso a paso foto a foto

«Refrany; On hià bona mata, hià bona tomata» Donde hay buena mata hay buen tomate.

Esta es mi receta de crema de tomate, a mi chico le encantaba y me la pedía tanto en invierno calentita, como en verano, fresca de la nevera, de ambas formas es una crema deliciosa,  muy sana y muy fácil de hacer, os recomiendo que al menos la probéis y seguro que se queda fija en vuestro recetario de cocina.

El tomate es un producto estrella y que tiene una maravillosas propiedades, os pongo algunos ejemplos.

  1. Es rico en vitaminas y minerales: esta hortaliza aporta vitamina C, un potente antioxidante natural, además de vitamina A, K, hierro y potasio.
  2. Protege la vista: contiene vitamina A, la cual ayuda a proteger nuestros ojos de enfermedades degenerativas o ceguera nocturna. La vitamina A mejora nuestra visión.
  3. Mejora la circulación sanguínea: otra de las propiedades del tomate es que contiene hierro, un mineral muy saludable para el buen estado de nuestra sangre, así como vitamina K, que ayuda a controlar la coagulación de la misma. Al ayudar en la mejora de la circulación sanguínea, el tomate protege la salud frente a problemas como el infarto de miocardio y cardiovasculares. A fin de cuentas, la salud es nuestro bien más preciado.
  4. Cuida de tu piel: al poseer grandes propiedades antioxidantes, es un remedio natural contra el envejecimiento y un gran aliado para el cuidado, no sólo del aspecto de nuestra piel, sino también de nuestro pelo y nuestros dientes. De hecho, muchos cosméticos destinados al cuidado estético, contienen tomate en su composición.
  5. Evita el estreñimiento: esto es debido a su contenido en fibra que cuida del tránsito intestinal y evita la aparición de enfermedades que tengan que ver con los órganos gastrointestinales.
  6. Es un diurético natural: es otra de las propiedades beneficiosas para la salud que posee el tomate y que debemos destacar. El tomate contiene potasio y bajos niveles de sodio, lo que favorece a evitar la retención de líquidos y a la eliminación de toxinas.

 

Si queréis hacerla de dieta total, poner todas las verduras en crudo y no añadáis la harina, podéis poner 100ml. de leche evaporada o desnatada.

Como veis….¡hay que comer más tomate! además en esta receta incrementamos las vitaminas porque le añadimos alguna verdurita, así que manos a la obra.

Para dos personas necesitaremos:

 

  1. 400 gr de tomates carnosos maduros
  2. Medio puerro
  3. Un diente de ajo
  4. Media zanahoria
  5. 150ml de agua o caldo de verduras
  6. Media cucharada de harina
  7. Aceite de oliva
  8. Pimientas variadas
  9. Sal
  10. Queso fresco de Burgos
  11. Media cucharadita de pimentón de la Vera

Pelamos y troceamos pequeñas la zanahoria, el ajo y el puerro.En una cazuela, ponemos un poco de aceite de oliva y cuando este caliente, echamos sal

y vamos pochando las verduras a fuego medio, cuidando que no se doren demasiado

Mientras tanto rallamos los tomates. Podéis escaldarlos y pelarlos, pero yo soy muy de rallarlo siempre.

Cuando las verduras estén pochadas, añadimos la media cucharada de harina, removemos hasta asegurarnos de que quede frita la harina, si queda cruda, pasa como con la bechamel….no sabe bien

Añadimos el tomate rallado, damos una vuelta para que se fría todo junto un par de minutos.

Molemos un poco de popurri de pimentas, añadimos media cucharadita de pimentón de la Vera dulce, removemos

e incorporamos el caldo de verduras. Tapamos la cazuela y cuando comience a hervir, bajaremos a fuego mínimo. Dejaremos unos 15/20 minutos, removiendo de vez en cuando. Iremos ajustando el caldo y el fuego, según el espesor que queramos

Una vez esté en su punto, trituramos con la batidora

y colocamos en cuenco,o tazón.

Terminaremos el emplatado, con un poquito de perejil,

unos tacos de queso de Burgos

y un chorrito de aceite de oliva virgen

«A la taula i…….BON PROFIT!!!»

Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Deja un comentario