Como hacer el moño de valenciana tradicional paso a paso foto a foto

«Refany; On n’hi ha hagut, sempre en queda» Donde ha habido, siempre queda.

Como hacer un «monyo» de valenciana tradicional.

Durante mas seis largos años, ha estado esta entrada en borrador, pensando publicarla…..o no.

El motivo no es otro, que no quedé completamente contenta con el resultado final, ya que el ocho no quedó realizado de forma absolutamente correcta y he estado esperando la ocasión de volver a peinar a alguien, para hacer de nuevo las fotos, y ya que publico una entrada por lo menos, que sea el peinado de 10, como los hacía mi madre, perooo no ha habido manera, cuando he peinado a alguien, no he podido hacer fotos y dos veces que las he hecho, las he acabado extraviando 🙁 total, que el tiempo pasa y por una cosa u otra, el post sin hacer.

Sois muchisímos, pero muchisimos de verdad, quienes me habéis pedido este paso a paso y como las fotos están hechas, me lanzo a publicarlo por si os puede ser de ayuda, aunque recalco que el ocho no se hace así, pero la ley de Murphy se suele hacer realidad.

En mi disculpa, os contaré que pocas veces en mi vida he estado taaan nerviosa como ese día. Me había comprometido con una muy querida amiga que quería dar el paso a tradicional (esto resulta un paso importante y de no tener un buen bolsillo, se ha de hacer poco a poco) en ayudarla todo lo posible. Le reconvertí un jubón que tenía de fallera, en tradicional del XVIII en todo lo que me fue posible, (lo he hecho varias veces y no es posible la reconversión absoluta porque el corte es distinto), le enseñé y ayudé a coserse un «guardapèus», una camisa, y le expliqué cuanto sabía del tema. Le prometí peinarla con todo mi cariño, y vestirla para su presentación y otra de mis amigas a maquillarla y hacer las fotos, perooooo mi nieta pequeña acababa de nacer hacía unas horas, y yo estaba deseando irme al hospital a estar con ella, había dado mi palabra y no lo hice, hasta que mi amiga estuvo lista, porque mi palabra es sagrada, así que los nervios me jugaron una mala pasada y a pesar de quedar guapísima, (porque ella lo es y mucho, sobre todo, con esos ojos que tiene, igual que el mar) el peinado no quedó como yo quería, para poder enseñaros como lo hacía mi mami, a pesar de que como veréis en las fotos, estaba muy muy bien, para ir a su presentación, salió de mi casa guapa, contenta y feliz. A pesar de mi fallo, seis años despues, publico el paso a paso, confiando en que me disculparéis.

Necesitaremos;

  1. Zaragatona si es posible, si no, gel, gomina y laca
  2. Gomas de garfio
  3. Peine de púas fina y cola de ratón
  4. Cepillo desenredante
  5. Dos trenzas de tres mallas cada una y una malla suelta de pelo natural del mismo color
  6. «Espassa, canò i pinta»
  7. Ganchos de clip y de topo en forma de U e invisibles, según el color del pelo
  8. Pequeño ramillete de flores NATURALES, autóctonas

Este tipo de «monyo» es el que se ha de llevar cuando vestimos del XVIII, las flores no son imprescindibles, y tanto se puede hacer con raya al medio, como sin raya y todo hacia atrás.

Si no las tenemos hechas, o están despelochadas, y tenemos tiempo (a veces, esto es imposible), cepillaremos a conciencia y haremos dos trenzas de tres mallas cada una, mas una malla suelta que también cepillaremos bien Las pasaremos por una goma de garfio

Que son estas que veis aquí y que son las mejores (en mi opinión) para hacer coletas, y el peinado de valenciana. Ponemos el peinador sobre los hombros, para recoger los pelitos que puedan caer.

Recordar que las mallas han de ser siempre de pelo natural, y lo mas parecido posible al color y tono de quien vayamos a peinar.

Cepillamos y desenredamos el pelo muy muy bien, esto es importantísimo. Si queremos el peinado con raya, haremos la raya en medio, guiándonos con la punta del peine, buscando el centro exacto de la cabeza, guiéndonos con la punta del peine y partiendo de la nariz. La haremos las veces que sea necesario, hasta que nos quede completamente centrada y recta. Tambien está la variación de hacer este peinado, sin raya y hacia atrás.

peinaremos, untando con la zaragatona, truco de mi mami. Si la zaragatona se os queda espesa o sois frioleras, se calienta un poquito en el microondas y se pone en una botella con atomizador, de esta manera, es mas fácil ponerla en el cabello

Haremos la coleta, buscando la altura de la mitad de las orejas y el centro de la cabeza

Sujetaremos la coleta, usando una goma de garfio, o a unas malas, un trozo de goma muy fuerte que esté forrada, para no romper el pelo

Como recordarán las primas y amigas que me siguen y a las que peinaba mi madre, ella tenía otro truqui, y era arquear cuanto apenas el «canò», con el fin de que al entrar «l’espasa» lo hiciera mas ajustadamente, dificultando que se saliera, y pudiera extraviarse. Os puedo asegurar que no se de nadie, peinado por mi madre y por mi, que jamás haya perdido ni una «espasa» ni un «canó».

pasaremos «lespasa» que es la pieza que parece un pincho, entre la coleta de la goma y la cabeza, tras haberla doblado un poquito para que haga presión y evitar que se pierda, y sacando por la otra parte, con muchísimo cuidado. es ahora cuando introduciremos «el canò» dentro de «l’espasa» dando vueltas con cuidado para no tirar del pelo.

sujetamos las dos trenzas y una malla a una goma, si es de garfio mejor, y las enganchamos al «canó» y a la goma de la coleta. Es importante que queden por debajo de la coleta, para un buen resultado final

ahora tenemos que dejar en la posición adecuada las trenzas, (aunque podemos darles la vuelta después, tengo costumbre de hacerlo así) las trenzas tienen dos caras, mirad la cara que queda mas bonita y es esa la que se ha de ver,

En el siguiente paso, se puede hacer de distinta manera, dependiendo el largo, y el grosor del pelo. De normal, suelo dejar cuatro mechones separados y con ellos, hacer el ocho e incluso parte del relleno, todo depende como digo, del largo y el grosor del cabello, en este caso, hice dos, pero debía haber hecho tres, para que quedara el ocho mas fino, olvidé hacer el cruce, pero como os digo, me temblaban las manos, mi cabeza, no estaba allí, estaba muy muy nerviosa y sinceramente, hoy día aún no se ni como puede hacer el peinado jajajaja, si no hubiera sido una persona tan especial, lo hubiera dejado por imposible. Iremos mojando con la zaragatona y retorciendo el mechón al tiempo que giramos y enrollamos sobre el «canò», y sujetamos con ganchos invisibles,

o con ganchos de clip,según el largo, primero hacia un lado, cruzando sobre la coleta, por encima del canó, justo al contrario de como se ve en la foto, es decir, el mechón de la parte izquierda, monta sobre la goma a la parte derecha, baja y luego sube alrededor del «canò» de nuevo hacia la izquierda, y si no llega porque es corta, se sujeta a la cabeza con un clip, que luego se tapará con el relleno

Luego con el otro mechón, hacia el otro opuesto, exactamente de la misma forma, retorciendo y enrollando. Tenemos que ir procurando ir tapando la goma de la coleta. Según la ocasión, realizo el ocho con la malla postiza y luego voy incorporando el pelo natural al relleno, la verdad es que en éste caso, lo debía haber hecho así. Con la malla realizamos el relleno alrededor del ocho, dando vueltas alrededor del mismo, con la malla retorcida pero que que no nos plante cara, y con forma de ensaimadao «caragol» pero no redondo, sino ovalado, recordar que queremos una forma final de «pataqueta».

Los ganchos se ponen de manera que sujeten, pero no molesten y procurando que no se vean. Estos son los tipos de ganchos y horquillas que utilizo, los que mas me gustan son los ondulados, con bolita final, porque no lastiman. Es importante que estén siempre en perfectas condiciones, todos los ganchos que veáis que están estropeados, desecharlos porque de lo contrario, os pueden lastimar.

Los ganchos de clip, también los hay de diferentes largos y colores, la forma correcta de ponerlos, recordar que es la parte ondulada del gancho, la que ha de quedar hacia abajo, es decir, en contacto con la piel o cuero cabelludo.

Una vez terminado el relleno, cogeremos una de las trenzas y la enrollaremos alrededor del mismo, procurando que quede lo mas plana posible a la cabeza y pegadita a la malla que hemos puesto, que no quede ningún hueco. la punta final, la meteremos con cuidado dentro del moño y la sujetaremos con horquillas.

Haremos lo mismo con la otra trenza. Ha de quedar una trenza a la parte derecha y otra a la izquierda y montando una sobre otra. procurad no poner ganchos en la zona superior, para que pueda entrar sin problemas la «pinta», que colocaremos una vez hecho el «monyo»

Aprovecharemos para fijar las trenzas, poniendo ganchos, en los huecos de la trenza y entre las puas de la peineta. Para terminar, colocaremos el «rascamonyos» asegurándonos de que atraviesa la goma de la coleta.Esta pieza, como su nombre indica, se usaba para rascarse la cabeza. Solo se pone un un «rascamonyos», el segundo se decidió poner cuando inventaron el traje de fallera, para que el peinado quedase «equilibrado»

Y ahora llega el momento mas temido y que me recuerda a mi madre cada vez que lo hago,ponemos la palma de una mano en el «monyo» y otra en la frente y hacemos presión, para que quede lo mas aplanado hacia la cabeza 😉

Si vais del siglo XVllI, podéis poneros unas flores a un lado del «monyo» Las flores, con un solo moño nunca con tres.

La flor se pone en un solo lado y siempre colocando de abajo que hacia arriba. Lo adecuado es usar flores autóctonas, e incluso de cualquier maceta del balcón ó jardín igual sierven rosas, claveles, jazmin, azahar, romero, violetas, margaritas e incluso malvarrosa ó geranios.

En temporada, podeis tener unos bulbos de jacinto que hay en mucho colores y el aroma es delicioso. Precisamente el objetivo primordial de utlizarlas, era aparte del adorno y verse mas guapas, para disimular los efluvios de olor corporal, ya que en aquellos tiempos el agua y el jabón….eran bienes escasos. Cuando el prentendiente se acercaba a decirles palabras bonitas de cortejo al oído, quedaba prendado por el olor de las flores. Era como el perfume ó colonia que usamos ahora. No uséis flores de plástico ni de tela…no tiene sentido.

Tambien podéis peinar con una sola trenza de tres ó cuatro cabos y adornarla así mismo con flores. Estamos hablando de ir vestidas unica y exclusivamente del siglo XVIII. Lo que no es consecuente es vestir del XVIII con tres monyos……ya que éstos no salieron hasta el XIX.

No pretendo sentar cátedra, esto es lo que se y he aprendido, ahora cada cual, que haga lo que mejor le parezca. Pido disculpas a los profesionales, por los muchos fallos cometidos.

Soy consciente de que las fotos, no se corresponden con la explicación, tengo pendiente hacer un nuevo paso a paso en cuanto me sea posible. Os prometo que en cuanto entren mis nietas por la puerta, con el pelazo que tienen las dos, que les pasa largamen la cintura, les hago el moño y lo fotografío 😉

No hay nada como lo natural, mi amiga estaba impresionante y feliz.

Gracias a L. por ser mi modelo, a D. por el maquillaje y las fotos y a M. por su colaboración de ese dia y ayuda para poner en marcha este blog, un gran abrazo para las tres, que hicísteis posible esta entrada.

Edito este post, porque he tenido la suerte de tener en casa unos días a mis princesitas perooooo…como se me va el tiempo volando siempre que las tengo, me acordé de lo del pelo, cuando ya se iban, así que mientras la mayor cerraba maletas, la peque quiso ser mi modelo y a pesar de no tener casi ni ganchos, ni adezo…le puse el peinador, y aproveché hasta la coleta que lleva hecha, (aunque ya sabéis que para el moño, ha de ser mas baja) y a falta de «espasa i canò» usé un palillo chino jejejeje.

Iremos mojando con la zaragatona y retorciendo el mechón al tiempo que giramos y enrollamos sobre el «canò», y sujetamos con ganchos invisibles, o con ganchos de clip, según el largo, primero hacia un lado, cruzando sobre la coleta, por encima del canó, es decir, el mechón de la parte izquierda, monta sobre la goma a la parte derecha,

baja y luego sube alrededor del «canò» de nuevo hacia la izquierda, y si no llega porque es corta, se sujeta a la cabeza con un clip, que luego se tapará con el relleno, si da para seguir el ocho, lo terminamos con el pelo natural

Tenemos que ir procurando ir tapando la goma de la coleta. Según la ocasión, realizo el ocho con la malla postiza y luego voy incorporando el pelo natural al relleno, la verdad es que en éste caso, lo debía haber hecho Una vez trazado el ocho, sacamos otro mechón de la coleta, mpojamos, retorcemos sin que nos pante cara y realizamos el relleno alrededor del ocho, dando vueltas alrededor del mismo, y con forma de ensaimada o «caragol» pero no redondo, sino ovalado, recordar que queremos una forma final de «pataqueta».

En ésta ocasión, por falta de tiempo, ganchos y aderezo, no he podido, pero a mi nieta le salen perfectamente las dos trenzas, para acabar el «monyo», y hacérselo todo, de su pelo natural.

Espero que con estas fotos, con las que edito esta entrada, os haya quedado un poco mas claro.

A la próxima, le haré la trenza con cintas, para que veáis que fáil es, y que cómodo para las niñas, aparte de tradicional y auténtico. Y hasta quí esta entrada. Espero si queréis, vuestros comentarios, y os recuerdo que tambien estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Ah…olvidaba deciros que como todo en esta vida, es cuestión de práctica, de hecho, yo me solía peinar sola, (ahora hace años que no me apetece vestirme), no es tan difícil como pueda parecer, en serio. Se trata de un peinado natural, como lo hacían antes, no es necesario ir como si lleváramos una peluca perfecta y artificial 🙂

Os recomiendo los siguientes libros, si estais interesados en los temas sobre indumentaria tradicional valenciana;

-«Seda, Oro y Plata en Valencia», Garín, 258 años. (Libro de Garín)
-«Indumentaria Valenciana Siglos XVIII-XIX, De dentro afuera, De arriba abajo», Mª Victoria Liceras Ferreres;
-A la moda valenciana. La dona al segle XVIII’, Salvador Mercado Machí
– Justillos i gipons Paquita Roca i Josep Vidal
– La moda en la Valencia del siglo XV de María Purificación Benito Vidal

– Faldes, vions i faldilles Inmaculada Puig y Paquita Roca
-Mocadors de pit de Paquita Roca e Imma Puig
– La nova col-lecció d’indumentària del Museu Etnòlogic- Una visió evolutiva
Y como no…os aconsejo encarecidamente las generosísimas y aclaradoras aportaciones del gran Vicent Ferrandis Mas en;
http://filadis.blogspot.com.es/ y
http://www.calameo.com/subscriptions/1077466
y éste artículo;http://www.levante-emv.com/valencia/2011/03/24/investigadores-afirman-moda-desvirtuado-traje-valenciana/792866.html,

donde podréis encontrar toda la información.

Comentarios

  1. Como siempre maravilloso, con nervios, con fallos que tu sabes y pocos reconocen pero un paso a pasó muy detallado gracias por ser tan especial😘😘😘😘😘

Deja un comentario