Pan blanco en panificadora paso a paso foto a foto

“Refrany;
A qui cou el pa,i fa la pasta, de tot li pasa”
A quien cuece el pan, y hace la masa, de todo le pasa.

Pues como bien dice el refrán (los refranes no suelen mentir) de todo me pasa cuando hago pan, unas veces sale bueno, otras malo y otras regular, pero como todo lo que se hace en plan casero. Quien no hace nada…no le sale nunca malo ¿no?

Me compré la panificadora de Lidl, ya que la última vez que la pusieron de promoción y tras estar mi papi haciendo cola un montón de rato para conseguírmela, no la abrimos, ni la sacamos de la caja, hasta llegar al pueblo, y le faltaban los rodillos amasadores…cuando bajamos a Valencia, nos devolvieron el dinero, porque obviamente, no quedaban ya panificadoras, así que esta vez de nuevo, la compramos y la estoy usando sin problemas porque no le falta ningún accesorio.

He hecho muchas veces pan en casa, pero amasando, dejando levar y cociendo en el horno, y mi papi se empeñó en que debería tener una panificadora para quitarme trabajo, porque muchas personas le habían hablado muy bien de ellas.

Hoy he hecho el pan básico y he preparado el paso a paso, por si tenéis panificadora y os apetece probar ésta receta de pan, que es creo, la más tradicional de las que se pueden hacer en éste tipo de máquinas y que nos ha encantado como queda. Creo que una receta ideal para comenzar a usar la máquina.

Necesitaremos;

  1. 270 ml. de agua sin sabor a cloro
  2. 20g de aceite de oliva suave
  3. 1 cucharadita pequeña de sal
  4. 500 gramos de harina de fuerza
  5. 9,2 gr. de levadura ràpida especial de panadero

Importántisimo, no uséis para hacer pan levadura química de tipo Royal de la que usamos para hacer repostería. No es ese tipo de de levadura el que necesitamos, si no Levadura de panadero. Podemos usarla fresca o seca, en el pan de hoy he utilizado la levadura seca y rápida de la casa Vahiné. La levadura de panadero es un organismo vivo capaz de fermentar la masa, y para ello necesita: agua, tiempo y calor.

Tras leerme varias veces las instrucciones (me cuesta un montooooon iniciarme con los paratejos nuevos) me puse manos a la obra con un pan sencillo, con la idea de que no sandría demasiado bien y que por tanto, no lo publicaría y cual ha sido mi sorpresa, al ver que sale un pan buenísimo.

Así que voy con la explicación del paso a paso, por si tenéis la maquinita y os animáis a hacer vuestro propio pan, que sinceramente merece la pena.

No hay que amasar, ni esperar, ni hornear….se meten todos los ingredientes, se elije el programa y unas 3 horas después, la panificadora nos avisa de que el pan está listo.

Introducimos en la cubeta de la panificadora los ingredientes, primero el agua con la sal, luego la harina y  por último la levadura.

Se me ha ocurrido comenzar con el programa nº2, que dice que es el pan esponjoso, y que tarda aproximadamente unas tres horas.

Damos a inicio y en poco mas de 3 horas nos sonará el timbre de finalización.

Según nos aconsejan, podemos retirar los rodillos de amasado, si lo hacemos, tendrá que ser cuando termina el último amasado, aunque yo no lo veo importante,

os lo explico por si lo queréis hacer, pero lo único que cambia es que como veréis mas abajo, en caso de no quitarlos, al terminar de cocer nuestro pan, tendrá en la parte posterior del mismo, una marca, pero no afecta para nada al sabor final y se puede sacar del cestillo sin el mínimo problema
pasadas unas tres horas desde que echamos los ingredientes y tras esparcer un maravilloso aroma a pan recién hecho, por toda la casa y parte del vecindario jajajaja, tendremos nuestro pan listo, y de ello, nos avisará la máquina con un pitido

Sacamos la cesta tirando del asa, la ponemos boca abajo, damos un golpe por la parte posterior de la misma, y desmoldamos el pan.

que tiene esta magnífica pinta. A ver cómo ha salido por dentro que es lo que mas interesa…….
pero tendremos que esperar un poco, ya que lo dejaremos enfriar sobre una rejilla, no lo dejéis en la panificadora a que se enfríe porque cambia mucho el resultado final y la corteza no está igual
No puedo esperar a que se enfríe del todo y con un cuchillo de sierra, corto la primer rebanada, para ver que tal……
…y el resultado es estupendo. Un pan de miga muy tierna pero consistente,
con una corteza crujiente y riquísima. En caso de que sobre, podríamos congelarlo en rebanadas envueltas en plástico e ir sacando a medida que vayamos necesitando, pero en casa no ha sobrado.
lo comimos al día siguiente en tostadas para el desayuno
y ésta es la señal que deja el rodillo si no lo quitamos, vosotros decidís que hacer
Lo dejaremos envuelto en un trapo limpio y alejado de las corrientes de aire, para que no se reseque, si lo vamos a comer en el día
Nosotros aun tibio, lo probamos en un bocata que nos resulta delicioso “A la taula i….BON PROFIT!!!”
Si te gusta ésta entrada, puedes compartirla. Gracias por hacerlo.Espero tus comentarios que para mi son MUY importantes y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/
Si quieres recibir mis actualizaciones por mail, al final de ésta página a la izquierda tienes como hacer para introducir tu correo electrónico y no perderte las actualizaciones de mis recetas ¡Gracias!

Deja un comentario