Tarta de Diego de coches y bizcocho tablero de ajedrez paso a paso

“Refrany;

A casa de la  tía una vegada al mes, no al día”                                                                                                    A casa de la tía una vez al mes, no al día.

Jajajaja, que cosas tienen los refranes por favor. Pues mis sobrinos ojalá vengan tooodosss los días que la tía mas contenta y feliz que paqué. Aunque no puedo quejarme, gracias a Dios disfruto de mis sobrinos y ahijado continuamente y que así sigamos siempre, tooooda la vida.

Para el cumple de mi sobrino pequeño, que ya caen 6 y es todo un hombrecito mas dulce que la miel, le preparé una tarta con su tema favorito ¡LOS COCHES!

Tardo tanto en publicar las tartas, que casi se me juntan unos años con otros, porque en nada está aquí el próximo cumple, igual que la tarta de mi nieta pequeña, de la patrulla canina y que aún tengo sin publicar….como otras. Procuraré ponerme las pilas, porque a este paso….

Para la base de la tarta, hice un bizcocho tablero de ajedrez, que es muy vistoso y no es preciso comprar ningún molde ni artilugio para hacerlo como veréis mas abajo, con un bizcocho de vainilla, otro igual de chocolate y unos aros de servir o…unos simples platos de distintos tamaños, es mas que suficiente, una vez horneados se abren en dos planchas y a cada plancha se le hacen dos círculos concéntricos, posteriormente los intercalamos   alternando el color. Luego se ponen uno encima de otro y se baña con ganaché de chocolate. Al cortar la ración sale a cuadros, por eso tenemos que procurar que los círculos salgan lo más igualados posible, pero mejor veamos el paso a paso, aunque lo malo es que las fotos del corte no salieron muy bien y no se puede apreciar el trabajo, pero puedo aseguraros que estaba muy gracioso y lo mejor ¡divino!.  El trozo que sobró mi cuñi lo metío en el congelador, y días después seguía estando riquísimo.

 

Con éste tipo de tartas, como siempre os digo, el trabajo no es pesado ni difícil, pero no os voy a engañar, si es laborioso, por lo que lo ideal es repartir el trabajo por días y así a ratitos se puede hacer sin esfuerzo. Esta entrada lleva muuuchas fotos para explicaros bien todos los pasos, pero no os asustéis, solo es que lo detallo todo muy bien para que veáis que cualquiera de vosotros puede hacerla siguiendo los pasos y os quedará mejor que a mi, seguro.

Necesitaremos;

  1. Una plancha de bizcocho de chocolate
  2. Una plancha de bizcocho de vainilla

Para el ganache de cobertura y el relleno;

  1. 200g de chocolate fondant puro Valor
  2. 200ml de nata para montar o crema de leche

Para el almíbar;

  1. 150ml de agua
  2. 150g de azúcar

Para la decoración de fondant;

  1. Fondant blanco y de colorantes

Para el bizcocho de chocolate, podéis seguir los pasos de esta entrada;

http://elcalaixetdelaiaia.es/2018/03/bizcocho-genoves-de-chocolate-paso-a-paso/

Para hacer el bizcocho genovés de vainilla, suprimid el chocolate, y añadid 20g. mas de harina y una cucharadita de extracto de vainilla. Os recomiendo hacer los bizcochos, dejarlos enfriar, envolverlos en papel film y al congelador. de esta forma nuestra tarta será facilísima de hacer, escalonando el trabajo 😉

Nos pondremos a ir haciendo un par de días antes, los adornos de fondant. Como la figura principal va a ser un coche de carreras, hacemos una bola roja y le damos ésta forma.

vamos, así es el coche del que estoy tomando la idea

después aplanaremos otra bola

y haremos unos rectángulos, para hacer unos alerones

con tapones, o boquillas, incluso un dedal, debidamente limpios, haremos unos círculos que simularan ruedas

que dejaremos secar

con fondant blanco haremos otros rectángulos así

sobre la base del coche, haremos presión con una esteca en forma de bola, pintaremos con agua, clara de huevo o pegamento alimentario y colocaremos encima, los rectángulos, que simularan la raya central del bólido

y con la misma esteca que antes volveremos a formar el círculo

haremos tres bolitas y tres cuadrados

haremos tres conos de tráfico

preparamos una bola de fondant blanco

y con ayuda de unas pajitas, haremos la pancarta de la meta

con fondant amarillo, imitaremos unas balas de paja o ésa es la intención…..jajajajaja

y con el fondant negro unos neumáticos de distintos tamaños y acabados

con el negro y blanco, las banderas de carreras

y unos rectángulos blancos con los que simularemos luego, las rayas pintadas del asfalto

la copa de campeón, mezclando colores de fondant y la cabina del conductor del bólido

pegaremos con clara de huevo las ruedas, el alerón trasero y demás piezas

con un rotulador alimentario, pintaremos el nº del bólido que en éste caso, he puesto los años que cumple mi chiquitín

haremos a mano alzada el escudo de la mítica “Route 66” la U.S. 66 The Main Street of America, aunque luego la personalizaré, y sólo pondre 6 que son los años que cumple mi peque

haremos unos cactus y otros objetos

que nos ayuden a simular todo lo que rodea una carrera de coches, usando nuestra imaginación

y vamos montando

con cuidado porque el fondant está blando

en la matrícula he puesto su nombre

y también en la bandera de la meta

Sacaremos los bizcocho del congelador y dejaremos descongelar en el frigo o si tenemos prisa, a temperatura ambiente.

Mientras tanto,

prepararemos la ganache de chocolate. Pondremos la nata en un bol, y la pondremos a calentar en el microondas, la sacaremos antes de que hierva. Mi medida para una ganache es siempre mitad de nata de montar o crema de leche y mitad de chocolate

trocearemos el chocolate y lo mezclaremos con la nata caliente hasta que se disuelva por completo. La dejaremos enfriar y la pondremos tapada con papel film en el frigo.

A éste bizcocho no le añadimos mantequilla, para que esté más jugoso le pondremos un almíbar. Pondremos a hervir en un cazo, 150ml. de agua sin sabor a cloro

y 150g de azúcar blanquilla, removeremos. Dejaremos que hierva unos diez minutos, retiramos del fuego

y pintamos todos los bizcochos con el almíbar, al almíbar que usaremos en el bizcocho de chocolate, le añadiremos una cucharada de cacao en polvo, (pero ésto es opcional). Cortaremos con el aro mas grande

lo mismo haremos con el almíbar blanco en el bizcocho de vainilla que cortaremos con el aro mas grande. Ahora tendremos dos círculos de vainilla y dos de chocolate igual de grandes.

Con el molde de tamaño inferior (que puede ser un plato, una tapa de olla etc), haremos otro círculo en ambos bizcochos y conseguiremos  aros iguales, de chocolate  de vainilla

iremos montando un aro de chocolate dentro de un aro de vainilla y al contrario

como podéis ver tendremos dos aros de vainilla mas dos aros de chocolate iguales y dos círculos de vainilla mas dos círculos de chocolate iguales

para terminar, tendremos que hacer otro aro, con otra tapa o cortador  mas pequeño que los anteriores

porque en total hemos de conseguir tres círculos de cada sabor de bizcocho iguales, siendo el central redondo, o sea,  que cortaremos cada una de las capas  de ámbos sabores con los cortadores circulares colocados equidistantemente desde el centro de cada bizcocho circular, de forma que de cada sabor obtendremos tres piezas: dos circunferencias y un círculo central, espero que entre las explicaciones y las fotos lo tengáis claro, porque es un poco complicado de explicar 😉

Sobre la bandeja o plato de servir, pondremos dos mitades de papel de cocina, colocaremos la primer base que será por ejemplo, con el exterior de bizcocho de chocolate, y untaremos con el ganache que tenemos en el frigo

colocaremos encima otra base, pero con el interior de vainilla que untaremos con el relleno

seguiremos con la base que tiene el exterior de chocolate, procurando que queden igualadas

seguiremos untando con el ganache

y colocaremos la última capa que será con el exterior de vainilla. Si queréis una tarta mas alta, podéis poner un par de capas mas, éso ya a vuestro gusto y según los comensales que vayáis a ser. La idea de hacerla así es esperando que cuando el nene corte la tarta aparezca en cada porción el cuadriculado damero típico de los banderines de las carreras de coches 😉

Cubriremos toda la tarta de ganache de chocolate. Aunque luego la vamos a cubrir con fondant, cuanto mas regular quede, mejor, aunque no hace falta que sea perfecta, claro, que no somos profesionales…….

Mediremos el diámetro y sumaremos la altura de la misma. La dejaremos en el frigo, para que coja la consistencia necesaria

Mientras prepararemos el fondant blanco, amasaremos y formaremos un círculo que mida unos cm. mas que el total de la circunferencia de la tarta contando la altura de la misma y que nos dé para cubrirla bien por completo. Pondremos azúcar glas sobre la bancada para poder trabajar el fondant sin que se pegue

sacaremos la tarta del frigo y cubriremos con el fondant

Alisaremos con cuidado, procurando eliminar bolsas de aire y todas las arrugas posibles

y recortaremos el sobrante

con fondant negro, haremos lo que será el asfalto de nuestra carretera particular

y la pegaremos a la tarta usando en este caso, clara de huevo

iremos decorando con todos los accesorios que hemos ido haciendo, referente al mundo de la carreras

Una vez terminada la tarta, y aunque el fondant no admite nevera,

yo si la pongo, ya que mi frigo es “non frost”

y bueno…….aquí está la tarta dedicada al peque, con todo mi cariño.

A mi niño….¡¡¡LE ENCANTÓ!!

y sopló la bengala

con mucho entusiasmo

aunque él no es muy golosón

ésta es la porción de tarta, que lamentablemente debido a la mala calidad de la foto,

no se aprecia demasiado bien, pero esta mmmmmm buenísimaaaaa

“A la taula i……..BON PROFIT!!!!!!”

Si os gusta mi tarta, podéis compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente. Espero vuestro comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Deja un comentario