Tellines amb tomata i a la planxa pas a pas

“Refrany;

Del mateix lloc ve la clòtxina que la tellina.” Del mismo lugar viene el mejillón que la tellina.

Tellinas…mmmm que manjar maaas rico, me encantan, en casa creo que nos chiflan a todos, incluso crudas y recien sacadas del mar, sobretodo a mis nietas que las devoran. Hoy os triago 3X1, como en las ofertas de algunos hipermercados. Tres recetas dintintas del mismo ingrediente principal, en un solo post 😉

Cuando éramos jóvenes, estaba permitida la pesca de la tellina con rastrillo y algunos domingos veraniegos nos íbamos mi marido y yo (de novios ya comenzamos)por las calitas de nuestra maravillosa costa; Cullera, Benitatxell, Granadella, Les Llanetes, El Moro, Moraira, Cap Negret, La Renegà, Portixol…..

y con un pequeño rastrillo que nos hizo mi padre, para cojer “pexinetes” como le hemos llamado siempre en casa a las tellinas,  cogíamos unas mallitas para consumo propio y regresábamos a casa mas felices que unas perdices.

Lo mismo hacíamos en la playa, frente a la caseta, pero sin rastrillo, era curioso ver por la orilla como hundiendo el dedo del pie en la arena de la orilla, notabas algo y enseguida con la mano enganchábamos una tellina y la metíamos en un cubito con agua del mar.

Aunque el campeón en ésto es mi sobrino y ahijado Álvaro, es un máquina, bien pequeñito que apenas comenzaba a andar, se metía en el agua y salía con los bolsillos del bañador lleeeenos de tellinas o pexinetes y tal como las sacaba mi chico, nos las comíamos crudas, con su sabor impresionante a mar. Las que cogíamos con rastrillo,

mas tarde, en el porche, nos hacíamos unos aperitivos divinoooos mientras en el corral se acababa de hacer la paella o fideuá sagrada de cada domingo…ayyy mi caseta…cuanto la añoro, cuando le lloro aún….cuantos recuerdos, siempre llena de alegría, siempre con familia y amigos, que tiempos maravillosos y que felices fuimos.

Es una pena, pero hace unos años prohibieron pescar tellinas en la costa valenciana, porque según dicen algunos (no todos están de acuerdo en ello) hay muy poquitas y debemos dejarlas repoblarse, así que se dejó de ver de vez en cuando a los pescadores con sus rastrillos.

Dicho ésto, está claro que nos tenemos que conformar con comprarlas en los mercados o pescaderías, incluso las venden congeladas en los supermercados, pero de ésas no me fío, porque no son de aquí y han habido problemas de intoxicaciones 🙁 , a mis nietas les rechiflan y cuando se que van a venir, procuro comprar para hacerlas a la plancha, con tomate, o al vapor.

En cuanto puedo dejar con alguien a mi LLuna, (que no quiere quedarse sola bajo ningún concepto) y me puedo escapar al Mercat Central, al de Russafa (que ahora voy muy poco) o al del Cabanyal que me pilla a un paseo, no puedo resistirme y comprar una mallita, ésta la preparé la mitad al vapor y la otra mitad  con tomate, según las recetas de la iaia que aquí van.

A veces la he variado un poco, añadiendo una hoja de laurel,  medio vasito de vino blanco y un pelín de pimienta negra, esa es la receta que me dio una amiga alicantina, pero hoy traigo la receta de la iaia y os la pongo tal cual. Esto es como en muchas recetas por ejemplo  la de arroz al horno, en algunas casas del Cabanyal,  le añaden pasas, pero mis iaias no, porque decían que una cosa es el “arròs al forn” i otra el “arròs amb cigròns i panses” muy propia de las zonas vinícolas valencianas, aunque en muchos hogares se mezclan las recetas, así que en cada casa se ponían o quitaban ingredientes  y al fin y al cabo todas están riquísimas, que cada uno ya… las prepare como quiera, menos la paella claroooooooo, que para algo tiene ya denominación de origen pooor fiiin 😉

Necesitaremos para hacerlas con tomate;

  1. Tellinas
  2. Una cebolleta
  3. Un tomate natural maduro
  4. Un diente de ajo
  5. Aceite de oliva
  6. Sal

para hacerlas a la plancha o al vapor;

  1. Tellinas
  2. Un diente de ajo
  3. Aceite de oliva
  4. Perejil fresco
  5. Limon natural

¡OJO! primero y principal importantíiiisimo, limpiarlas muy muy bien de arena. La tellina es un molusco bibalvo, de forma poval que se encuentra en zonas de playa, o sea en la arena, por tanto es normal que contengan arena, pero a nadie le gusta comer arena, así que hay que limpiarlas  a conciencia.

Las limpiaremos restregándolas bajo el chorro del agua y lo mismo que los caracoles…hay que engañarlas vilmente, jajajaja.

Al contacto con el agua se cerrarán porque por descontado, hemos comprado las tellinas vivas. Supongo que las congeladas ya iran limpias, pero hasta hoy no las he comprado nunca y no os puedo decir.

por cierto también compré en el Mercat del Cabanyal unas clòtxines para el aperitivo del pollo a la sal del sábado que estaban mmmmm queee ricaaaasss. Ahora estamos en plena temporada, hay que aprovecharse de los productos de temporada y nuestras clochinas son todo un manjar de reyes.

Bueno, a les “pexinetes”

En un cuenco las pondremos de nuevo en agua fresca con una cucharada de sal y las pondremos al sol, veremos cómo se abren un poco porque creen estar de nuevo en el mar.

Las dejaremos una horita, cambiando un par de veces el agua pero extrayendo las tellinas del cuenco con la mano o con un colador y por último las sacaremos del agua viendo que en el fondo de la misma ha quedado la arena que tenían.

Para hacerlas a la plancha….pues tal cual indica el nombre, una plancha o sarten grande con una gota de aceite, y cuando esté caliente, ponemos las tellinas que se irán abriendo con el calor. Aderezamos con la salsita de ajo, limón perejil aceite y sal y a disfrutar.

Para hacerlas al vapor….lo siento, ésta vez no tengo fotos del paso a paso, no se que hice con el móvil, pero no me ha salido ni una servible.

Pondremos la cazuela de barro al fuego con aceite de oliva y doraremos en el mismo dos dientes de ajo, los desecharemos y en el mismo aceite pondremos las tellinas limpias y escurridas, añadiremos un chorrito de limón. Taparemos la cazuela, le damos unos meneos a la cazuela con cuidado de no quemarnos y en unos minutos veremos que están abiertas. Las mantendremos en el calor de la cazuela hasta el momento de servir. en que volcaremos sobre un plato, añadiremos perejil picadito y un poquito de limón, mmmmm rico ricooo.

Y ahora el paso a paso de las tellinas con salsa de tomate.

Comenzaremos rallando la cebolla y el diente de ajo

y la pondremos a pochar en aceite de oliva,

cuando esté pochada, añadimos el tomate y lo dejamos hacer a fuego medio hasta que se evapore todo el agua y tenga una textura melosa
Es el momento de echar las tellinas. Removeremos y veremos que con el calor
poco a poco, se van abriendo las tellinas, dejando ver su preciado tesoro, ésa pequeña mollita que está divina…. mmmm
rectificamos de sal ahora, probando primero el punto de sal de la salsa
y listas para servir, calentitas, recién hechas y acompañadas de una buena barra de pan, porque es un plato de mojar, de mullar, de sucar……
aunque las tellinas se comen con los dedos
que os los chuparéis literalmente …”A la taula i…..¡¡¡BON PROFIT!!!
Como siempre en mis recetas de pescado y marisco, (yo tirando para casa) os recomiendo que si vais al Mercat de Russafa en València, compréis estos productos en los puestos 36/42, mi querida sobrina Elena y su marido Pepe os atenderán con total profesionalidad y simpatía, aparte de que sus productos son de lo más frescos y de grandísima calidad.
Confío en que os guste la receta y si es así y la compartís llegará a mas gente. ¡Gracias!
Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Comentarios

Deja un comentario