Tarta Cris de tres chocolates y calas paso a paso

“Refrany;

Amor, amb amor es paga” Amor con amor, se paga.

Tendría dos hermanas gemelas, pero…..no pudo ser y me quedé como la única chica. Aunque tengo unos hermanos tan maravillosamente increíbles que no hay suficientes palabras para expresarlo. Siempre he deseado tener hermanas y aunque no son de sangre, si las tengo.

Tengo a mis dos cuñadas que son las mejores hermanas que podría haber deseado y las circunstancias de la vida ha hecho que ésto se convirtiera en HECHOS, pues ámbas han estado siempre a mi/nuestro lado (para mi marido también eran sus hermanas) en lo bueno y en lo malo. La verdad, es que no se que hubiera hecho sin ellas y mis tetes. Bueno, pues eso…no quiero ponerme sensiblona, que se me saltan las lágrimas, pero os quiero con locura cuñadas. Gracias por estar SIEMPRE a mi lado, contra viento y marea.

Para el cumple de mi cuñi Cris, pensé en hacerle la tarta de tres chocolates. A mi sobrino las tartas…sólo de chuches y tanto a mi cuñi, como a mi sobrina y mi tete, el bizcocho no les va y el chocolate mucho. Así que lo tenía claro, porque es una tarta con la que siempre acierto, pensé personalizarla haciéndole a mi cuñi un ramillete de calas en pasta fondant y la verdad es que quedé muy contenta con el resultado.

Vamos con el paso a paso, ya que necesitaremos;

Para la tarta de tres chocolates;

  1. 250 g chocolate puro
  2. 250 g chocolate con leche
  3. 250 g chocolate blanco
  4. 600 ml nata ( ó 3 bricks)
  5. 600 ml leche entera
  6. 3 sobres cuajada
  7. Un paquete de galletas carameladas lotus para la base
  8. 150 gramos mantequilla para la base 

Para las calas;

  1. Fondant blanco
  2. Colorante alimentario verde
  3. Colorante alimentario amarillo
  4. Canela
  5. Palos de brocheta
  6. Azúcar glas
  7. Azúcar blanquilla
  8. Pintura nacarada comestible
  9. Cinta de gasa en color verde
  10. Cortapastas en forma de corazones en varios tamaños y en forma de hojas

Comenzaremos un par de días antes las calas de fondant, que se han de secar un poco para poder hacer el ramillete.

para ello empezaremos preparando el fondant de un color similar a los bastoncitos de la cala llamados espádices, he usado colorante amarillo, fondant blanco, un poco de azúcar blanquilla y canela en polvo, (si podemos, pondremos endurecedor de fondant) y haremos tantos, como flores queramos obtener, de distintos tamaños.

lo antes posible, introduciremos por un extremo un palillo que nos ayudará a poder formar la flor, y dejaremos secar, hasta que endurezca lo suficiente para poder manipularlos

daremos forma a las hojitas

y usaremos pon ejemplo los marcadores de grosor del amasador para darles una forma mas natural y dejaremos secar

Mientras tanto, amasaremos el fondant blanco y con el cortapastas en forma de corazones, recortaremos de varios tamaños

con pegamento comestible, un poquito de agua o clara de huevo, mojaremos un pincel y pintaremos el borde interior de lo que será la espata o pétalo gigante

en un extremo lateral del corazón boca abajo, colocaremos un espádice y rularemos, enrollando de manera que quede cubierto por el pétalo

con los dedos doblaremos hacia abajo el pétalo, dando forma de cala

Unos los iremos dejando secar con la punta hacia abajo sobre un amasador por ejemplo,y otros sobre la superficie de la manta de silicona hasta que se sequen.

Haremos las letras del nombre y pintaremos las flores y las hojitas para dar un aspecto mas similar a una cala

Seguiremos dejando secar y vamos con la tarta

Lo primero que tendremos que hacer será triturar las galletas. Estas son un peligro,cuando me ayudan mis niñas meten una en la bolsa y se comen dos ¡menos mal que las conozco pongo siempre galletas de mas! nos encantan éstas galletas, también conocidas como Speculoos, ya os daré la receta para hacerlas en casa 😉

Las podemos picar en la picadora o pasarles el rodillo tras haberlas puestas en una bolsa limpia.

Fundimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos con las galletas, nos quedará con el aspecto de arena mojada. A mi nuera pequeña también le gustan muchísimo éstas galletitas 😉

En un molde desmontable, ponemos papel sulfurizado o de horno sobre la base, y cerramos pinzando bien. Usé un molde de 23cm.

repartiremos la galleta con mantequilla presionando y procurando que quede lo mas nivelada posible (me acabo de dar cuenta de que le peque, se estaba zampando otra galleta jajajajajaja) el siguiente paso se puede hacer de dos maneras ó se mete en el horno unos minutos para que se ponga durita y crujiente, o se deja enfriar en el frigo.

Si la hacemos en el horno, hemos de cuidar que no quede demasiado tostada, cada horno es un mundo. En el mío la pongo 10 min. a 180 grados.

Y ahora vamos con los chocolates. Empiezo casi siempre con el negro, pero si quieres invertir colores…no hay problema. Pondremos un brick de nata (ó 200 ml) y la cantidad de leche en el brick vacío (unos 200 ml.) a calentar a fuego suave. Se añade el chocolate negro troceado y cuando está disuelto se añade 1 sobre de cuajada, moviendo sin parar durante 7 minutos, procurando que no llegue a hervir.

Sin moverla mucho la dejamos enfriar en la nevera. Entre capa y capa, con el tiempo que se tarda en preparar cada chocolate, es suficiente.

Antes poner la siguiente capa de chocolate, podéis hacer unas marcas con un tenedor para que agarre mejor, aunque no es imprescindible, no suelo hacerlo y me agarran fenomenal

Haremos exactamente igual para siguiente capa. En el momento de incorporar la mezcla la volcaremos suavemente sobre una cuchara sopera, para que no se mezclen los chocolates y queden en capas visiblemente separadas. Dejaremos enfriar mientras preparamos la última.

No necesitaremos añadir azúcar en absoluto, de verdad porque es mas que suficiente con el dulzor de los chocolates. Incluso más de una vez se la hice a mi madre que era diabética, con chocolates sin azúcar

Incorporamos el último chocolate

Cubrir con papel film y dejar cuajar procurando no mover del sitio hasta que enfríe un poco. Finalmente se guarda en frío, hasta el día siguiente.

Para proceder al montaje, sacaremos con cuidado la tarta del molde y espolvoreamos toda la superficie con cacao puro sin azúcar. Colocaremos sobre la bandeja de servir, poniendo un poco de mantequilla entre la bandeja y la blonda para que no resbale y sobre la blonda una hoja de papel de horno en dos trozos, de manera que cuando tengamos lista la tarta tiraremos de los dos extremos de papel y la tarta quedara absolutamente limpia para su presentación.

Formaremos un ramillete con las calas, haremos un atadillo con un lazo y colocaremos las letras

No os olvidéis de colocar las hojitas

podéis poner las flores como mas os gusten, a un lado, al centro…..

hoy las he puesto en un lado y dejándolas colgar hacia abajo

Mantenerla en el frigo hasta el momento de colocar las velas, pues es una tarta que se ha de comer muy muy fresquita

Este tipo de tarta aguanta muy bien varios días en el frigo y resiste de maravilla la congelación, incluso está riquísima semi-congelada

y la tarta y yo…..¡Nos vamos a la celebración! Le vamos a dar una sorpresa a la cumpleañera 😉

A quien le encantó la tarta

 todo un éxito, aunque el corte no salió muy bien porque se hizo muy tarde y mi sobrino se tenía que ir al entrene

Pero gustó muchísimoooooooo

Otro maravilloso día en familia. Mi querida Cris, gracias por todo tu cariño y paciencia, tu cuñado siempre decía que eres la persona con mas paciencia que él conocía. Por muchos mas años que cumplas y siempre con esa sonrisa tan tuya en la boca. Te quiero…¡os quiero!

 “A la taula i……..BON PROFIT!!!”

Si os gusta mi receta, podéis compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente.Espero vuestro comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Deja un comentario