Bizcocho sin huevo paso a paso

“Refrany;

Per l’abril, ous i gallines a mils” Por abril, huevos y gallinas a miles.

No es justo que quienes son alérgicos a los huevos, no puedan disfrutar de un bizcocho. Esta y otras recetas similares, salieron en unos de los viajes al pueblo en que me olvidé los huevos y mi marido tenía capricho de bizcochos.

Una amiga y seguidora, me decía hoy que si tenía en el blog, alguna receta de bizcocho sin huevo, ya que acerca el cumple de su hijo y uno de los invitados tiene ésta alergia, pero no tenía hasta ahora ninguna receta publicada, y como en casa tenía los ingredientes necesarios, me he puesto manos a la obra y la he preparado en especial para  Vane y Bruno, con todo mi cariño.

Podéis cambiar la ralladura y el zumo de limón por naranja, y el yogur griego o blanco, que también sale muy rico.

En cuanto a los rellenos, cómo al peque no le va el chocolate, quedará ideal con relleno y cobertura de nata recién montada, con o sin fresones o con nata con kiwi, incluso con lemon curd…..que por cierto, tengo en borrador y prometo publicar cuanto antes.

La que va a salir ganando es mi querida nuera pequeña jijijiji, que ya tiene merienda para llevarse al trabajo unos días 😉

Pero vamos al bizcocho, necesitaremos;

 

  1. Un yogur de limón
  2. Una medida del envase del yogur de leche entera
  3. Una medida del envase del yogur de aceite de oliva suave
  4. Dos medidas del envase del yogur de azúcar blanquilla
  5. Tres medidas del envase de yogur de harina
  6. Un sobre de levadura química tipo Royal de 15g
  7. Una pizquita de sal
  8. Mantequilla
  9. La ralladura de un limón
  10. El zumo de un limón

Cómo siempre que hagamos un bizcocho, comenzaremos por precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.

Esta vez, he usado un molde desmoldable de 20cm. y para evitar que se pegue, lo encamisaremos, es decir, untaremos bien el interior con mantequilla y espolvoremos con harina, retirando el exceso golpeándolo, con suavidad, boca abajo.

Para éste tipo de bizcocho, yo prefiero mezclar a mano con las varillas. Pondremos en un cuenco  los ingredientes, por el orden que os he puesto las cantidades, y todo a temperatura ambiente, comenzamos por el yogur

y a partir de ahora usaremos el envase del yogur como medida para el resto de ingredientes, procurando que quede el ingrediente que pongamos, raso al  envase. Una medida de leche entera

Una medida de aceite de oliva suave

Dos medidas de azúcar

y ahora, pondremos tres medidas de harina pero la tamizaremos primero,

la pondremos en un recipiente aparte e iremos tmizando.mSi no teneis tamizador podéis usar un colador de rejilla e ir dando golpecitos con el dorso de la mano y tras la segunda medida de harina, antes de poner la tercera

tamizaremos un sobre de levadura química o 15g a continuación pondremos la tercera medida de harina

rallaremos la piel de limón tras haberlo lavado muy bien, pero procurando rallar sólo la parta amarilla (flavedo) y evitando la parte blanca (albedo) porque amarga

mezclaremos la ralladura en el recipiente donde tenemos los líquidos

sacaremos el zumo al limón y añadiremos también, sin necesidad de colarlo, solo teniendo la precaución de que no nos caiga ninguna semilla

el siguiente paso será ir mezclando poco a poco la harina tamizada con la levadura, junto a los líquidos

añadiremos una pizquita de sal y mezclaremos hasta que quede todo muy integrado y no haya grumo alguno

volcamos la masa en el molde que habíamos encamisado

procurando que quede bien repartido

y pondremos en el horno que tenemos caliente ya a 180º a media altura con calor arriba y abajo

acordaros que es MUY importante no abrir el horno, éste es una regla que no podéis olvidar a la hora de hacer un bizcocho, no se puede abrir el horno , antes de que haya pasado como mínimo la 2 o 3 partes del tiempo de cocción necesario. Una vez ya ha paso éste tiempo, no hay problema en abrir la puerta del horno para comprobar el punto de cocción o para cubrir con papel de aluminio si la superficie se está dorando demasiado, así que tendréis que conformaros en controlarlo a través del cristal, en éste como veis, ya va subiendo la masa

En mi horno, ha tardado en estar en su punto a los 55 minutos, pero como estos tiempos son orientativos porque cada uno funciona de distinta manera y necesita distintos tiempos, a los 40 minutos, os aconsejo que pinchéis por ejemplo con un palo de brocheta en el centro, si sale limpio, ya está listo el bizcocho, en caso, contrario, dejarlo hornear 5/10 minutos más según veáis

una vez esté completamente frío ya podéis proceder a cortar con un cuchillo de sierra, o una lira, para rellenarlo a vuestro gusto. Si no lo vais a rellenar, espolvoreadlo con azúcar glas

ya que es ideal para desayunos o meriendas

es un bizcocho jugoso y con un agradable sabor

aquí podéis ver el interior

y aquí la porción

de éste bizcocho sin huevo

“A la taula y…..BON PROFIT!!!

Confío en que os guste la receta y si es así y la compartís llegará a mas gente. ¡Gracias!
Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Comments

  1. Qué bonitas recetas realizas y con que cariño las explicas!!. Enhorabuena por esta receta y todas las recetas de tu blog. Te has planteado alguna vez poner en cada receta el botón de PDF, así las podríamos recopilar y guardar los novatill@s en la cocina como yo?
    Gràcies i bona setmana. Besets

Deja un comentario