Tarta Eva de mousse de queso con gelatina de violeta paso a paso

“Refrany; Violetes a la primavera, bona tardor ens espera” Violetas en la primavera buen otoño nos espera.

Le debía una tarta a mi nuera mayor, pero por unas cosas u otras, no coincidíamos últimamente en sus cumples y no había manera de cumplir con mi promesa.

Hablándolo con mi marido, me dijo que podría hacerle la tarta de caramelos de violeta mmmm queee ricoooossss. Los caramelos de violeta me traen unos maravillosos recuerdos.

Primero, mi padre me los traía de Madrid cuando iba a ver a su hermano una temporada que vivió allí, hasta que descubrió que los vendían el la casa de Los Caramelos, aquí en Valencia, y cada vez que iba al centro venía con una paquetito para mi.

Las violetas me encantan, era la flor preferida de mi madre, y en el pueblo, salen salvajes por todos lados, entre rocas, incluso en la paredes y rincones frente a mi casa. Mi marido las regaba siempre, y cada año, nos daban sus flores.

Cuando mi marido estuvo trabajando en el centro de Valencia, como venía andando a casa al terminar de trabajar, se pasaba por la calle Játiva y muchas veces, me traía una cajita de ésos dulces, hasta que tras 40 años de endulzarnos la vida, la Casa de los Caramelos cerró sus dos tiendas.

Un día que tuvo que ir a hacer unas gestiones a Makro llegó todo contento a casa ¿a que no sabes lo que he encontrado nena? y con su maravillosa sonrisa, sacó de su bolsillo una cajita de caramelos de violeta….ésa cajita fue al pueblo para hacerle la tarta a nuestra nuera, pero unas veces por otras….la tarta sin hacer.

La primera (y única) vez que fui sin mi amor al pueblo, vi el botecito de caramelos de violeta, y me dije que de ése viaje no pasaba, y en complicidad con mis preciosas nietas, nos pusimos manos a la obra, a prepararle de sorpresa la tarta a su mamá.

Hicimos paella de leña en el bosque y la llevé de postre. Mi hijo preguntó ¿que celebra hoy Eva para que le hayas hecho ésta tarta mamá? y le dije,” nada en particular, celebramos con ella que papá le compró esos caramelos para su tarta hace ya tiempo, celebramos con ella que estamos vivos y celebramos con ella que estamos juntos ¿te parece poco?…..”

Necesitaremos;

Para la base de la tarta:

  1. Un paquete de galletas carameladas lotus
  2. 100 g de mantequilla

Para la mousse:

  1. 150 g de caramelos de violetas
  2. Media tarrina de queso Mascarpone
  3. Media tarrina de queso crema tipo Philadelphia
  4. 75ml de leche entera
  5. 6 láminas de gelatina neutra
  6. 500g de nata de montar o crema de leche

Para la gelatina de violetas:

  1. 150ml de agua sin sabor a cloro
  2. 200g de caramelos de violeta
  3. 3 láminas de gelatina neutra

Para los adornos:

  1. Fondant blanco
  2. Colorantes alimentarios

Lo primero que tendremos que hacer será triturar las galletas. Estas son un peligro, las niñas abrían un paquete y se comían una y dejaban dos ¡menos mal que las conozco y llevé galletas de mas! nos encantan éstas galletas, también conocidas como Speculoos, ya os daré la receta para hcerlas en casa 😉

Las podemos picar en la picadora o pasarles el rodillo tras haberlas puestas en una bolsa limpia.

Aprovechamos ahora para poner en el congelador la nata, las varillas y el bol donde la vayamos a montar, para que vaya cogiendo frío y monte rápido y bien.

Fundimos la mantequilla en el microondas

y la mezclamos con las galletas, nos quedará con el aspecto de arena mojada. A mi nuera pequeña también le gustan muchísimos éstas galletitas 😉 de hecho dice que ésta tarta, es una de las mejores que hago

En un molde desmontable, ponemos papel sulfurizado o de horno sobre la base, y cerramos pinzando bien.

Usé un molde de 23cm.

repartiremos la galleta con mantequilla presionando y procurando que quede lo mas nivelada posible (me acabo de dar cuenta de que le peque, se estaba zampando otra galleta jajajajajaja)

En éste tipo de tartas sin horno, me gusta poner una lámina de acetato alrededor de las paredes del molde, de esta manera me aseguro un buen desmoldado y suficiente capacidad para la mezcla. (Lo podréis encontrar en Amazon)

El siguiente paso es preparar la mousse, mientras lo hacemos, pondremos el molde en el frigo para que la galleta se vaya quedando durita y crujiente

Sacamos del congelador las varillas, las colocamos en la batidora y la nata en el bol (recordad que lo teníamos todo en el congelador)

y montamos la nata

iremos integrando poco a poco las dos cremas de queso con movimientos envolventes procurando que baje lo mínimo y pondremos el bol en el congelador mientras que

trituramos los caramelos, yo lo hice con una picadora de hielo que me compró mi madre cuando me casé

so.

pero podéis utilizar cualquier picadora, la Iber, la Thermomix e incluso un molinillo de café. ¿verdad que el colorido es precioso?

Quizás os preguntéis porque no hemos comenzando picando los caramelos y tenerlos listos para añadir ahora,

pues sencillamente porque en cuanto pasan dos minutos triturados, se ponen como una piedra, así que hay que pulverizarlos en el momento y añadirlos de inmediato a la crema que tenemos en el frigo

pondremos a hidratar las láminas según indique el fabricante

ponemos la leche a calentar al fuego en un cazo

escurrimos muy muy bien las láminas de gelatina, ya hidratadas
retiramos del fuego el cazo con la leche caliente, que no ha de llegar a hervir, y añadimos la gelatina hasta que se disuelva
una vez disuelta, la mezclaremos

con la crema, con mucho cuidado, para que no se nos baje

Añadimos a la nata montada  y mezclamos bien, para que quede bien distribuida la gelatina.

repartimos la mezcla en el molde y la ponemos de nuevo en el frigo, donde ha de estar un par de horas como mínimo para que quede cuajada.

Esta tarta no tienen complicación y todo la hace el frigo, pero necesita sus tiempos para que salga bien.

Pasadas dos, o tres horas mejor, prepararemos la Gelatina de cobertura.

ponemos las otras tres láminas de gelatina a hidratar según las indicaciones del fabricante

150ml de agua en un cazo al fuego

y el resto de caramelitos, que serán 200g

iremos removiendo, al principio nos costará un poco

pero poco a poco iremos viendo como se disuelven los caramelos y se hace una pasta. Mis nenas se han precipitado en echar los caramelos en el agua, había que haberlos pulverizado primero, pero vamos, no pasa nada, un poco mas movimiento de muñeca y ya está jeje

hasta que llegue a alcanzar los 100º centígrados, y sacamos del fuego

escurrimos muy muy bien las láminas de gelatina

que no quede agua y la añadiremos a la mezcla disolviendo bien, ahora es importante que la gelatina se enfríe en su justa medida, pues si la pusiéramos ahora sobre la tarta, se estropearía todo, pero si la dejamos enfriar demasiado, ya se habría cuajado demasiado y no la podríamos usar

Debemos dejarla enfriar hasta los 37º centígrados y es el momento de

sacar el molde del frigo y añadir la capa de gelatina. Sin moverla mucho, la dejaremos de nuevo en el frigo, lo ideal de un día para otro. Como mínimo 6 horas .

Mis niñas tuvieron tiempo mas que suficiente para preparar la decoración a su gusto
con fondant y colorantes
quisieron hacerle
su nombre
y unas violetas de fondant
aunque yo había previsto decorarla
con unas violetas naturales
siempre dejo que sea su creatividad
quien determine la finalización
del trabajo
así disfrutan mucho de la cocina
y pasamos juntas
unos momentos maravillosos
Al final una tarta riquíiiiiiiiisimaaaaaa que os recomiendo comáis semi congelada si os es posible
“A la taula i……BON PROFIT!!!” porque la vida y el amor de la familia hay que celebrarlo CADA DÍA, sobre todo por los que ya no estan. Por ellos.
 Si te gusta ésta entrada, puntúala con g+1, así mucha gente podrá conocer esta receta. Gracias por hacerlo.Si quieres comentar, tus comentarios para mi son MUY importantes y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Comments

Deja un comentario