Rotllets d’anís, rollitos de anís paso a paso

“Refrany;

Qui busca panellets, troba rotllets” Quien busca panecitos, encuentra rollitos.

El otro día, cuando publiqué mi receta “dels pastissets de moniato” que podéis ver aquí paso a paso;  http://elcalaixetdelaiaia.es/2017/12/passtissets-de-moniatos-tradicionals/

os decía que no tiráseis la masa sobrante, que la mantuvieseis envuelta en papel film en el frigo.

Hoy os voy a decir que hacer con ella. Pero en caso de que no hagáis los pastelitos de boniato y queráis hacer solo los rollitos de anís, necesitaremos;

  1. Dos huevos
  2. 250g de azúcar blanquilla
  3. 250ml de anís
  4. 175ml de aceite de oliva
  5. La harina que admita (mas o menos Un kilo y 100g)
  6. Dos papelitos de gaseosa blanco
  7. Dos papelitos de gaseosa azul
  8. Un huevo para pincelar
  9. Azúcar blanquilla para espolvorear
  10. Canela molida opcional
  11. Ralladura de piel de limón opcional

Mezclaremos el azúcar con los huevos en un recipiente

batiendo con las varillas hasta que veamos que están espumosos

Por otro lado, mezclaremos el aceite con dos sobrecitos blancos de gaseosas, sodas o litines o sea los sobrecitos ácidos solamente.

Los sobrecitos azules de momento los reservaremos. El sobrecito azul contiene Gasificante de bicarbonato sódico y el blanco, ácido málico y ácido tartátarico. En España, los podéis encontrar con distintos nombres o marcas. Como sé que me seguís desde otros paises y posiblemente os sea imposible encontrar éste tipo de gaseosas tan comunes y habituales en mi tierra, os facilitaré el trabajo diciendo con que otro ingrediente podéis sustituirlos, aunque el resultado no resultará idénticos porque éstos sobrecitos aparte de esponjar  la masa, y dar un resultado similar a la levadura química, o polvos de hornear, da un acabado de sabor cítrico. Como necesitamos dos sobrecitos de cada color, se podrían sustituir por 8g. de levadura en polvo o polvos de hornear, pero ya os digo que el sabor no quedará igual.

Cuando no he tenido mas remedio que usar levadura en lugar de los sobrecitos de gaseosas, he intentando simular un sabor parecido, usando un poquito (solo una pizca) de ralladura muy fina de piel de limón. Espero que os sea de ayuda.

Añadiremos el anís al aceite con las gaseosas, lo mezclaremos y uniremos a los huevos con azúcar. Podéis poner 225ml de anísette o 115ml de anisette y 115ml de Mistela (ojo que la Mistela no es Moscatel, son cosas distintas). Mediremos la harina y le añadiremos los dos sobrecitos blancos, que son los acidulantes y los tamizaremos con el tamizador o con un colador, dando golpecitos con el dorso de la mano

El siguiente paso será ir añadiendo la harina ya mezclada con los sobres blancos y tamizada, al recipiente con los huevos que ya teníamos preparados

la iremos mezclando justo hasta que veamos que se comienza a despegar de las paredes del recipiente y seguiremos amasando con las manos. Este tipo de masa ha de quedar mas bien blanda, lo justo para que no se pegue demasiado a las manos, porque si nos pasamos de harina, cuando se enfríen quedarán demasiado duros, lo que yo llamo “pedregosos” y no estarán buenos. Con éstas medidas a mi me suelen admitir como un kilo y cien gramos de harina.

Y ahora tenemos dos maneras distintas de prepararlos, os explico ámbas para que elijáis la que mas os guste.

cogemos un trocito de masa de unos 150g mas o menos y hacemos un rulito cómo una rosquilleta larga

la partiremos en tres trozos de unos 50g aproximadamente cada uno

y los cerraremos sobre si mismos uniendo los extremos y formando un círculo

la otra forma, es cogiendo un trozo de masa también aproximadamente de unos 50gm formar cómo una pelotita

y presionando con el dedo pulgar en el centro, (como cuando hacemos los buñuelos) formar un circulito interior

los vamos colocando sobre una bandeja de horno donde hemos colocado previamente papel sulfurizado o de horno

y en cuanto tengamos la primera tanda, batiremos un huevo e iremos pincelando cada rollito con el mismo

y espolvoreamos con azúcar blanquilla. Si os gusta la canela en polvo, podéis añadir una poquita, pero éso ya es opcional, a mi me encanta el sabor de la canela y pongo una poquita.

horneamos con el horno precalentado a 180º a media altura calor abajo durante unos 20 mintos. Estos tiempos son orientativos, cada horno funciona de una manera pero es MUY IMPORTANTE que queden blanquitos. Si se hacen demasiado pueden quedar excesivamente duros.

en cuanto los veamos listos los sacaremos inmediatamente del horno y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén completamente fríos ya los podemos degustar

el acompañamiento ideal puede ser una copita de anís muy frío

o una fresquisima Mistela

Antiguamente, era muy típico ofrecerlo en todos los hogares durante las celebraciones o las fiestas,

pues era una receta muy popular y asequible a todos los bolsillos.

Espero que os haya gustado mi receta y si la compartís colaboraréis a que las recetas tradicionales no se pierdan y las conozca mucha mas gente. Gracias por ello.

“A la taula i…..bon profit!!!”

  Espero tus comentarios que para mi son MUY importantes y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/
Si quieres recibir mis actualizaciones por mail, al final de ésta página a la izquierda tienes como hacer para introducir tu correo electrónico y no perderte las actualizaciones de mis recetas ¡Gracias!

Con esta receta participo en el reto “Christmas Time” de la comunidad cocineros del mundo de
G+ #RetoChristmasTimeCdM2017#RetoChristmasTimeSpecialCdM2017

Deja un comentario