Guisado de patatas con albóndigas paso a paso foto a foto

«Refrany;
Res fa millor lliga amb les mandonguilles, que unes bones creilles»
Nada hace mejor liga con las albóndigas, que unas buenas patatas.

Si las albóndigas, son según mi opinión, manjar de Dioses (y ningunas como las que hacía mi querida mami), cuando las cocinas guisadas junto a unas patatitas chascadas, ya puedes preparar la barra de pan, porque son una comida perfecta.

Pues éso es lo que preparé el otro día, una comida estupenda para llevar en un taper al trabajo. Un golpe de micro y a comer sano, rico y barato. Con los preparativos de irme al pueblo a pasar unos días con mis hijos y nietas, se había quedado ésta entrada sin publicar, así que allá vamos.

Necesitaremos para unas 30 albóndigas, mas o menos según el tamaño;

    1. Medio kilo de magro de cerdo picado
    2. Medio kilo ternera picada
    3. Cuatro patatas grandes
    4. Una barra de 1/4 pan duro, rallada
    5. Un ramito de perejil natural
    6. Una cabeza de ajos
    7. Un bote de tomate natural tamizado o mejor aún tomate natural rallado
    8. Cuatro huevos
    9. Aceite de oliva
    10. Pimentón de la vera
    11. Un chorrito de brandy
    12. Un chorrito de agua
    13. 3 hojitas de laurel
    14. 50 g de piñones
    15. Dos cebollas
    16. Agua sin sabor a cloro
Comenzaremos rallando el pan duro. De sobra está deciros que si trabajamos con las manos, extremaremos las precauciones de higiene….pero me disculparéis que os lo recuerde 😉
Me gusta comprar la ternera y el magro en trozo y que lo piquen en mi presencia, en lugar de comprar la bandeja de carne picada ya preparada, pero vamos, eso ya va en manías. Iremos añadiendo los cuatro huevos a la carne
y amasaremos para ir mezclando
iremos añadiendo poco a poco el pan rallado
añadimos el perejil cortado muy pequeñito, (si cierro los ojos, parece que vea a mi mami haciendolo)
retiramos de la cabeza, cuatro dientes (de ajo, …claro…jejejeje) que cortaremos a trocitos chiquitines tras eliminar el nervio central de ajo, porque repite, ésto también va a gustos claro,
salaremos
añadiremos los piñones que previamento habremos dorado en la cazuela con un poquito de aceite de oliva y mucho cuidado de que no se quemen, porque amargan y finamente y mezclaremos de nuevo
nos untaremos con un poco de aceite las palmas de las manos, e iremos formando bolitas de un tamaño similar, cogiendo la carne y suavemente sin apretar nada de nada, damos forma
redondeada, hay quien los hace con dos cucharas, mi madre siempre con
las manos, dando el punto exacto
y procurando que queden de tamaño similar
Freiremos en la cazuela con aceite, donde hemos dorado los piñones, añadiremos un par de dientes de ajo y doraremos las albóndigas. Retiramos y reservamos.
Pelamos las patatas y las troceamos chascándolas, es decir, hacemos un corte con el cuchillo pero separamos los trozos chascando la patata sin acabar de cortarla. Con ésto haremos que al cocerla suelte más almidón y engorde el caldo de la salsita.
doramos las patatas
salamos y una vez doradas retiramos y reservamos
Rallaremos el tomate (si no es de bote) y por separado, rallaremos también la cebolla
pocharemos la cebolla a fuego suave y cuando tome el color dorado
añadiremos el tomate hasta que pierda el agua
incoporamos las hojas de laurel enjuagadas y el resto de la cabeza de ajos
removemos y añadimos media cucharadita de pimentón de la Vera
removeremos y rápidamente para evitar que se nos queme el pimentón porque de lo contrario amargaría, añadimos un chorrito de brandy, mas o menos el tamaño de un chupito lleno. Dejaremos evaporar el alcohol
y les llega el turno de ir a la cazuela a las albóndigas que teníamos reservadas
junto con las patatas que ya estaban fritas
cubrimos con agua, dejamos dar un hervor, rectificamos de sal si es necesario y dejamos con la olla rápida tapada durante cinco minutos a partir
de que suba la válvula, o unos 10 minutos destapada (modo chup, chup,
como decía mi mami) hasta que veamos que la salsita va espesando.

como todos los guisados, éste también gana mucho sabor con el reposo

et voilá! guisadito listo
para disfrutar al momento
o al taper para el día siguiente comer en la playa, el monte o el trabajo….

éso si, acompañado de un delicioso vino y fresquito vino valenciano 😉 » a la taula i……BON PROFIT!!!!»

  1. Gracias por leerme.Si os ha gustado mi receta, podéis compartirla  para que llegue a más gente.Espero vuestro comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/
Ahhhhh y si queréis ver mas recetas de albóndigas podéis hacerlo pinchando en los distintos enlaces

Comentarios

    1. El calaixet de la iaia dice:

      ¡Que amable! Muchísimas gracias, poco a poco intento volver a la vida. Muchos besos y abrazos.

Deja un comentario