Patatas en paseo y compañía paso a paso foto a foto

“Refrany;
La millor hora per dinar és quan hi ha gana i menjar”
La mejor hora para comer, es cuando hay hambre y comida.
Hoy
traigo una receta muy antigua pero muy rica, de la época en que había
poco para llevarse a la boca, pero afortunadamente no faltaba el buen
humor. Un plato muy adecuado para lo que yo llamo “cocina de fin de
mes”.
 
Las patatas en paseo son llamadas
así porque no había otra cosa en la cazuela, cuando había hambre y se
creaban platos que se han convertido en clásicos gastronómicos, las
pocas patatas se “paseaban” de un lado a otro de la cazuela, sin
tropezar con ningún otro ingrediente, iban “de paseo”. Aunque hoy les he
puesto “compañia” para enriquecer el plato, ya que afortunadamente nos
lo podemos permitir, por éso lo llamo al plato Patatas en paseo y
compañia” (risa brujeril)
Necesitaremos para dos comensales;
 
  1. Dos patatas hermosas
  2. Una cebolla
  3. Dos hojas de laurel
  4. Tres dientes de ajo
  5. Pimiento (rojo, verde o amarillo)
  6. Un tomate maduro
  7. Un vaso de vino (blanco o rosado)
  8. Azafrán en hebra
  9. Dos huevos
  10. Pimentón de la Vera
  11. Tomillo
  12. Aceite de oliva
  13. Sal
  14. Agua
  15. Perejil fresco
  16. Pan duro

Comenzaremos pelando las patatas,chascándolas clavando el cuchillo y
rompiéndolas, para que al cocer, suelten el almidón y hagan el caldo
“gordo” o sea espesito. Pondremos aceite a calentar en la cazuela,y las
doraremos en el mismo y las reservamos

en el mismo aceite doraremos unas rodajas de pan y las pasaremos al mortero

continuaremos pochando la cebolla cortada en pequeños tacos en el mismo aceite

añadiremos el pimiento cortado en taquitos, y dejamos sofreír


a continuación pondremos el tomate pelado y picado y seguimos sofriendo

en
el mortero donde tenemos el pan frito, añadimos tres dientes de ajo,las
hojas de una ramita de tomillo, una pizquita de sal y perejil
fresco,con la mano del mortero, haremos un majado

una vez listo el sofrito añadiremos la patatas que teníamos reservadas

incorporamos el azafrán tostado previamente, y mezclaremos bien

añadiremos el majado a las patatas y el sofrito, pondremos una cucharadita de pimentón de la Vera

regaremos con un vaso de vino blanco o rosado y dejaremos evaporar el alcohol

seguidamente cubriremos con agua

añadiremos dos hojitas de laurel enjuagadas, taparemos y dejamos hervir hasta que las patatas queden bien tiernas, todo a
fuego muy suave.
Cuando las patatas estén listas, haremos hueco y dejaremos caer un huevo por persona

cuando
veamos la clara cuajada, retiramos del fuego. Tambien se pueden servir
en cazuelitas individuales y cocer el huevo en el horno o microondas

Servimos muy caliente

porque éste plato se come recién hecho

 “A la taula i….BON PROFIT!!!”
Si te gusta ésta receta pudes compartirla y clicar en g+1 para que llegue a mas gente ¡GRACIAS!




Comments

  1. Bon día Mari Carmen, hay que ver qué sentido del humor se estilaba en la época a pesar de las penurias y como me ha gustado que hayas recuperado esta receta que a pesar de su sencillez, me resulta de lo más deliciosa y queda para mojar pan aunque sea del día anterior.
    Un abrazo y feliz día

Deja un comentario