Huevos al plato o a la cazuela paso a paso foto a foto

“Refrany; 
La gallina, per xicoteta que siga, pon un ou”
La gallina, por pequeñita que sea, pone un huevo.

Tengo unos huevos campestres…o mejor dicho serranos, de las gallinas
criadas al aire libre, que no se pueden desaprovechar, (si no tenéis la suerte de poder adquirirlos directamente, en cualquier mercado, los podréis encontrar similares) así que nada mejor para poder disfrutar de éstas coloridas yemas, que prepararlos fritos o al plato, con
acompañamiento de unas rodajas de pan de hogaza para untar.
     
si los hacemos en el horno, parece que engordan menos ¿no? bueno, quien no se consuela, es porque no quiere…..
Los huevos al plato, a la cazuela, a la flamenca o como los denominan los
franceses “œufs en cocotte”, son unos huevos similares a los huevos fritos, con una yema redonda y amarilla, más o menos líquida, que está en medio de la clara blanca y completamente cuajada. En esta receta, que está hecha a mi manera y a gusto de los míos, se hacen en cazuelitas individuales y se sirven en la misma cazuela en la que se hacen, por lo cual se utilizan platos refractarios, cazuelas planas de barro o de vidrio resistentes al calor, que son como un plato con bordes altos y que se pueden cocinar al fuego o en el horno.
A mi me gusta prepararlos en el horno y así es como va mi receta de hoy, aprovechando que tengo unos huevos recién puestos de las gallinas criadas en el pueblo por mi nuera y mi hijo, al aire libre, cuyo sabor es incomparable.
Si podéis usar guisantes frescos, no dudéis en hacerlo, vale la pena cocerlos unos minutos, ya que ganan mucho en sabor, pero a unas malas, en latita o congelados, nos sacan del apuro.

Necesitaremos para dos comensales;

  1. Cuatro huevos
  2. Guisantes
  3. Dos chorizos frescos
  4. Jamón serrano en tacos
  5. Dos cucharadas de tomate frito casero espeso
  6. Queso rallado de cuatro clases
  7. Una rebanada grande de pan de pueblo
  8. Mantequilla
  9. Cebollino
  10. Aceite de oliva
  11. Pimienta
En éste plato, todos los ingredientes van a la cazuela en crudo menos el tomate, así que no tienes excusa para no prepararlo, es la sencillez personificada en cuanto a elaboración, venga animaté……
 engrasamos con mantequilla unas cazuelitas aptas para horno
Pelaremos dos chorizos frescos, para ello simplemente los pasaremos por el agua
del grifo y la piel se desprenderá con total facilidad, sin desperdiciar nada de la carne del chorizo, lo desmenuzaremos y reservaremos junto a unos tacos de buen jamón, en éste caso, jamón de Teruel, oreado en la serranía
 con el jamón y el picadillo del chorizo, todo en crudo, prepararemos un lecho, 
 cubriremos con dos cucharadas en cada cazuelita de salsa de tomate casero bien espeso (no uséis de bote, que el industrial no tiene nada que ver, vale la pena hacerlo en casa, con tomates naturales, en serio)
a continuación los guisantes y un puñadito de queso rallado de cuatro sabores
en el centro de las cazuelitas cascaremos dos huevos, éstos son un poco pequeños porque son de pollita. Salpimentaremos.
e introduciremos en el horno a media altura, precalentado a 200º, durante
unos 8 minutos, si os gustan las yemas semicrudas, pero si las preferís mas
cocidas, dejaremos 9 minutos, pero no mas o se endurecerán demasiado
cortaremos
unas rebanada de pan de hogaza, pan normal e incluso pan de molde, y la
doraremos a fuego lento con unas gotitas de aceite de oliva, lo justo
para que quede crujiente pero no aceitoso
Haremos cuatro triángulos
 y colocaremos dos en un ladito de cada cazuela
espolvorearemos con un poquito de cebollino picado
y serviremos recién sacados del horno
este plato es importante comerlo recién hecho
para disfrutarlo en todo su esplendor …mmmmm
“A la taula i……BON PROFITTTT”!!!” 
Si te gusta la receta, puedes compartir para que llegue a mas gente ¡GRACIAS!

Espero vuestros comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386

Deja un comentario