Quiché de verduras en espiral paso a paso y foto a foto

“Refrany;
Amb horta i verdura allunyes la sepultura.”
Con huerta y verdura alejas la sepultura.

Hace mucho tiempo que le tenía ganas a ésta quiché, desde que la vi en la sección de cocina de una de ésas revistas de cotilleos, que me entusiasmó su colorido, y la tenía en pendientes como tantas y tantas otras.
Por supuesto que la he preparado a mi manera, como siempre.

 
Hoy he ido al mercado, me encantan los mercados municipales y en cuanto puedo dejar a mi Lluna con alaguien me escapo, hay tanta variedad y calidad de productos, que me los llevaría todooos jajaja, y he visto unas verduras tan lozanas y bonitas, que me he dicho “de huí no passa” así que os traigo mi receta de Quiché de verduras en espiral.
Se trata de una receta fácil y sin complicaciones pero eso si, bastante laboriosa de preparar por el cortado de las verduras, nunca os miento y no voy a engañaros ahora, por tanto, os recomiendo que os pongáis a preparlas cuando contéis con tiempo suficiente, yo pensaba que sería mas rápida de preparar y se me ha echado el tiempo encima buffff, me fastidia mucho la desorganización y no haber calculado bien, y éso que siguiendo con vuestras peticiones, he usado masa quebrada ya preparada, para adelantar, así que  hago hincapié en que se tarda bastante mas que en preparar cualquier tipo de quiché pero vamooos que para nadaaa es difícil de hacer ¿eh? al contrario.
 

Es la primera vez que la preparo, pero nos ha encantado y os aseguro que me la quedo de habitual en mi cocina y mi mesa.
Necesitaremos;

  1. Un paquete masa quebrada fresca
  2. Medio pimiento rojo
  3. Medio pimiento verde
  4. Medio pimiento amarillo
  5. Media berenjena
  6. Medio calabacín verde
  7. Medio calabacín blanco
  8. Tres zanahorias
  9. Un tomate maduro
  10. Dos huevos
  11. 100ml de nata
  12. 150g de queso de untar a las finas hierbas
  13. 100ml de leche
  14. 50g de queso rallado varios sabores
  15. Pimienta negra
  16. Sal
Como vamos a usar todas las verduras con su piel, excepto la de las zanahorias, comenzaremos lavándolas muy a fondo.
Para cortar las verduras lo podremos hacer con un cuchillo afilado, con un pelapatatas o con una mandolina. Esto último es lo ideal, puesto que necesitamos las cortadas muy finas y con la mandolina nos saldrán de un tamaño igual, pero no es imprescindible.
Para evitarnos el disgusto de que nuestra quiché amargue y nos estropee la receta, por si las moscas….. en cuanto cortemos la berenjena, la pondremos a remojo en agua fría, y un puñadito de sal,
Cuando tengamos todas las verduras cortadas, sacaremos la masa del frigo para que se atempere, engrasaremos un molde desmoldable, el que he usado hoy es de 28cm,
 y lo forraremos con la masa brisa, si os gusta la masa muy crujiente ahora es el momento de hacerla en el horno a a 180º durante diez minutos con peso encima (por ejemplo garbanzos o bolitas de cerámica), en casa gusta jugosa y mas bien mojada, pero no cruda
así que repartiremos el queso a las hierbas (tipo Philadelphia). Si no os gusta el queso, podéis usar pan rallado y mostaza antigua, lo he usado en otras quichés para quienes no les gusta el queso y queda muy bien

 

pasaremos el rodillo de amasar por el borde y cortaremos la masa sobrante
haremos un rollito intercalando las verduras por colores
que colocaremos en el centro del molde sobre la base de queso, éste nos ayudará a mantener la verdura
comenzaremosa  a hacer una espiral  con las tiras de verduras
iremos ampliando la espiral intercalando las verduras por colores
para que queden de un tamaño similar, las iremos cortando de un ancho parecido
hasta llegar a los laterales del molde
Mezclaremos los huevos, la nata,(para quienes tampoco os gute la nata, a unas malas, lo podremos cambiar por un poco mas de queso y leche evaporada, pero no queda igual ¿eh? ) la leche, el queso rallado, la sal y la pimienta y batiremos
Una vez cubierta toda la base con las verduras, volcaremos sobre las mismas el relleno
Con las tiras de pimientos y tomates, recubriremos los huecos que hayan quedado
Introduciremos en el horno precalentado a 190º a media altura
 con calor arriba y abajo o abajo y aire si tenéis esa función
a los 40 minutos bajaremos a 175º y cubriremos con papel aluminio para que no se quemen las verduras y pierdan todo el colorido. Dejaremos 30 minutos mas. Recordad que cado horno funciona de una manera y necesita unos tiempos, los que os doy, son orientativos, merece la pena ir controlando y cuando penséis que pueda estar listo, pinchar con un palo de brocheta, si sale limpio, es que ya está cocido.
Apagaremos el horno y lista para emplatar y comer
Caliente
tibia
o fría
un bocado realmente delicioso
y una manera distinta de comer las verduras, que quedan un punto al dente
si os decidís a preparar ésta receta, hacéis foto y me la enviáis, estaré encantada de publicarlas, como siempre y en todas y cada una de mis recetas
“A la taula i………BON PROFIT!!!
Si os gusta ésta receta y clicáis en g+1, gracias por ello y si la compartís, podrá verla mas gente 😉
Recordad que espero vuestros comentarios que para mi son MUY importantes y que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Deja un comentario