Solomillos de pavo Valle con salsa de perrechicos paso a paso foto a foto

“Refrany;
Al juny, l’estiu no és lluny”
En Junio el verano, no está lejos.

Los perretxikos, perrechicos, sisas, setas de primavera, del cuco, de San Jorge, pecheritza, perrochico, oixeró, deta de seda, lansarón, muxerón, mauserón, gusarón, nansarón, blanca, blanquilla, Calocybe gambosa, Tricholoma Georgii, y también llamada la seta fina…ya véis cuantos nombres.

Es la gran estrella de las setas y, cuando aparece, al buscador de setas para consumo propio se le alegra el paladar, y al que lo hace para venderlos se le alegra el bolsillo, aunque al comprador, una de cal y otra de arena, porque es una seta que suele alcanzar precios altos, pero os aseguro que tampoco es nada desproporcionado y vale la pena comprarlas, porque son deliciosas. Éste es un tipo de seta que el consumidor suele preferir en tamaño pequeño y muy preciado por los cocineros y expertos en setas. Los podréis encontrar en los puestos de verduras y setas en los mercados, en los puestos de setas deshidratados y por internet, deshidratados tambien, aunque desde luego, nada como el placer de ir a buscarlos personalmente al bosque.

Entre los conocedores de los buenos setales, especialmente de este hongo, suele haber un gran secretismo. Es una información que se guarda con mucho celo. En la actualidad, incluso, los tenemos localizados a través de las coordenadas de los GPS.  Hasta tal punto se valora esta información que no es difícil encontrar en internet ofertas de este estilo: “Vendo coordenadas de GPS para perrechico” y a precios altos…..

Y mi marido las guarda como oro en paño. es “su tesoroooooooo”

¿Pero por qué tanta expectación, os preguntaréis quienes no los habéis probado, pues se trata de una seta muy aromática, sabrosa y con un olor a harina cruda inconfundible, como si oliéramos una masa de pan recién hecha y fermentada. Y aunque os pido disculpas porque de nuevo, las fotos no hacen honor al plato, si os gustan las setas, por favor, probar éste plato y ya me diréis.

Son varios los platos que preparo cuando tenemos la suerte de encontrarlos en el bosque, como hoy, que mi marido y yo hemos venido a casa con una cesta llena 😉 aunque es lo habitual yendo con él porque entre las  seteras que conoce y las que “intuye”…es un máquina, yo le digo que tiene un radar especial y es que el mundo de la micología no tiene secretos para él y disfruta como un niño chico en el bosque.
  Hoy os traigo unos solomillos de pavo con salsa de perretxicos, que quedan deliciosos, ya que todos sabemos que el pavo es una carne un tanto insulsa y que no debemos hacer demasiado, pues os aseguro que preparándolos así, los solomillos quedan muy muy jugosos, resultando un plato delicioso, un invento más de mi chico y por eso lo bautizo como “Valle”, como todos los platos de setas que creamos juntos.
Para dos comensales necesitaremos;
  1. Dos Solomillos de pechuga de pavo
  2. 250g de perrechicos
  3. 100ml de crema de leche o nata de montar
  4. 200ml de vino blanco
  5. Media cebolleta
  6. Medio puerro
  7. Una cucharadita de zumo de limón
  8. Una cucharada de agua
  9. Salsa chimichurri
  10. Tomillo
  11. Romero
  12. Aceite de oliva
  13. Sal
  14. Pimienta

En ésta ocasión he usado la salsa chimichurri casera, pero no tengo aún la receta del paso a paso publicada, así que os pongo aquí la receta, porque es muy fácil que hacer y nada que ver con las comercializadas.

  1. Una cucharadita de sal
  2. Una gundilla roja
  3. Cinco cucharadas de perejil fresco recién picado
  4. Dos cucharaditas de pimienta negra recién molida
  5. Dos dientes de ajo
  6. Tres cucharadas de orégano seco
  7. 250 ml de aceite de oliva
  8. 125 ml de vinagre de Jerez
  9. 50 ml de agua
Comenzaremos pelando y picando la cebolleta y el puerro
Salpimentamos los solomillos
               y los sellamos en una sartén con un poquito de aceite de oliva

una vez sellados,añadimos unas gotitas de aceite de oliva más, los ponemos en una bandeja apta para el horno y espolvoreamos, tomillo y romero. Los pondremos al horno a190º diez minutos

En la sartén donde sellamos el pavo, añadimos más aceite y ponemos a pochar la cebolla y el puerro

añadiremos los perrechicos, que habremos limpiado con un trapo húmedo

cuando estén rehogados, añadimos el vino blanco, dejamos evaporar el alcohol

y añadimos la nata, removemos y dejamos a fuego mínimo cinco minutos mas.

mezclamos la salsa chimichurri con una cucharadita de agua y una cucharadita de zumo de limón

abrimos el horno y pincelamos la salsa por ámbos lados de los solomillos y dejamos diez minutos más

hasta que estén dorados

trituraremos la salsa, dejando unos perrechicos enteros para decorar

 Cortaremos cada solomillo en trozos de dedo y medio y comprobaremos que queda una capa crujiente por fuera, pero tiernísima y jugosa por dentro. Emplatamos y a disfrutar.

Me vais a disculpar, pero de noche y en exteriores, mi móvil, deja mucho que desear en cuanto a calidad fotógráfica, y las fotos, no hace justicia al plato, de todas formas…
“A la taula i….BON PROFIT!!!”
Si te gusta mi receta, puedes compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente.
Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Deja un comentario