Batido de fresas nata y leche paso a paso

“Refrany;
La primavera, la sang altera”´
La primavera la sangre altera.

Merienda especial para celebrar el segundo aniversario del blog.
Un batido de fresas fresquito barato, vitamínico, sano y muuuy apetecible.

Si tienes unos fresones que ya se están poniendo blanditos y ya no tienen la apariencia tersa y fresca del primer día, son los ideales para hacer un delicioso batido.
Os acordáis que ayer os contaba que compre un kilo de fresones por un euro?
http://elcalaixetdelaiaia.es/galette-con-fresones-paso-paso pues me ha cundido muchísimo.

Con éstas proporciones te pueden salir dos vasos altos para una completísima merienda a dúo, o en copas o vasos bajos, un postre perfecto para cuatro, de cualquier forma riquísimo, sencillo y rápido.

Necesitaremos;

  1. 100 ml. de nata líquida de montar
  2. 200 g de fresones
  3. 200 ml de leche
  4. Una cucharada sopera de azúcar
  5. Un platito de azúcar
Comenzaremos pesando los fresones, aunque no hace falta que sea un pero exacto, necesitaremos unos 200g

a continuación lavaremos los fresones, bajo el chorro del agua (nunca a remojo) sin quitarles los rabitos, corolas o pedículos por dos motivos, uno es porque si lo hacemos antes de enjuagar, se pueden contaminar con la suciedad que traen de la tierra, y otra porque al entrar agua dentro, se nos humedecerán y se estropean. 
 Los pondremos a remojo con unas gotitas de vinagre con el fin de
eliminar los productos químicos que puedan haberle añadido en el
cultivo, volveremos a enjuagary ya podemos quitar los pedúnculos

quitamos las corolas, los troceamos y los aderezamos con una cucharada de azúcar
los dejamos macerar en el azúcar y removemos para que suelten un poco de su jugo, que luego necesitaremos, para decorar el vaso
volcamos los fresones en el vaso de la batidora dejando el jugo en el cuenco y trituramos
una vez triturados, añadimos la nata 100g
y 200ml de leche
 y batimos bién
preparamos un platito con azúcar y lo disponemos junto al cuenco con el jugo
pasamos el borde del vaso por el jugo del fresón
y en seguida por el plato del azúcar y hacemos movimientos circulares, para que se impregne el borde
que nos quedará así
incorporamos el jugo sobrante a la mezcla que aquí no se desperdicia nada
y repartimos en dos vasos altos o cuatro copas bajitas
dejamos una media horita en el congelador
y  ¡listo!
tenemos un postre genial
o una merienda fantástica para dos….
“a la taula i……BON PROFIT!!!”

Si te gusta ésta entrada, puntúala con g+1, así mucha gente podrá disfrutar de ella y si quieres compartir el enlace, estupendo. Graciassss.

Deja un comentario