Naranjas heladas, taronges gelades paso a paso

“Refrany;
Al febrer cull la taronja i poda el taronger”
En  febrero cosecha la naranja y poda el naranjo.
Cuantas veces le oí decir éste refrán y otros similares a mi iaiao Antoniet, y cuantas tardes de paseo entre sus naranjos, sintiéndonos embriagados por el incomparable perfume del azahar, mi aroma preferido y como recuerdo sentarnos  en uno de los caballones para comernos aquellas dulcísimas naranjas que cortaba directamente del árbol con sus toscas agrietadas y amorosas manos de labrador y albañil, tan grandes como su corazón y cortaba para mis primos y para mi, pelando y partiendo en gajos… Antoniet o Toni, el tío “Galló” aquel saforí, mi iaio.
Mi padre trabajó tantas veces en los campos de naranjos ayudando a su padre y sus hermanos (Tonín, Salvador i Viçent) en sus ratos libres, como suele seguir contado, y fueron tantos los días que como el resto de la família y junto a un trozo de pan, fueron su única cena, que acabó por aborrecerlas, sin embargo la naranjas son mi fruta preferida. Naturales, en zumo, mermelada, bizcochos, flan y sobre todo en helado, me encantan, me encanta su sabor y su aroma. Hice una entrada referiéndome a sus propiedadeshttp://elcalaixetdelaiaia.es/la-naranja-propiedades
Las preparo en forma de mousse de naranja helada y con las mismas naranjas como recipiente, ya veréis que sencillo y con un maravilloso resultado, parece largo porque os explico todo paso a paso, para facilitaros el trabajo, pero cuesta mas explicarlo que hacerlo.

               
Tanto para invierno como para verano es un remate perfecto para cualquier cena o comida mi nieta mayor (y la pequeña seguro en cuanto tenga edad de probarlo) y yo ,ponemos los ojos en blanco a cada cucharada jejeje.

Con esta receta participo en el Reto de Febrero 2015 de Cocineros de Mundo en Google+ en el apartado de Dulce  http://cocinerosdelmundodegoogle.blogspot.com.es

Para cuatro naranjas necesitaremos;
  1. 200ml. de zumo natural de naranja
  2. 400g de leche evaporada
  3. 50g de azúcar glas
  4. La ralladura de una naranja
  5. 3 claras de huevo
La cantidad de azúcar es estimativa, pues la cantidad depende del dulzor de las naranjas y de si os gusta o no muy dulce, así que os recomiendo que vayáis poniendo poco a poco y probando. Recordad que al congelarse pierde dulzor.
Comenzaremos lavando bien las naranjas con un cepillito, sobretodo si no son ecológicas, 
principalmente por los pesticidas y para quitar la suciedad que pueda tener adherida.
                                   Agitamos fuertemente el bote de leche, abrimos y volcamos en un recipiente y dejamos en el congelador hasta que veamos que comienza a cristalizar, el resto que nos queda en el brick está ideal con un café , que aquí no tiramos nada
                                     
 
                                          rallamos la piel de una naranja y reservamos   
                                  
cortamos la parte de arriba de la naranja, vaciamos de pulpa y reservamos porque que luego será la tapa o sombrero de la misma
y procedemos a vaciar la pulpa,
 reservando en un cuenco
trituramos la pulpa
                     
 y colamos reservando el zumo 
como nos sobrará
nos deleitaremos con buen vaso de zumo mmmm que ricooo
pesamos el azúcar
Sacamos el recipiente con la leche del congelador y batimos para que coja volumen la leche evaporada
                          
ncorporamos el zumo, 
la ralladura de naranja,
  
                                                                    el azúcar glas
tapamos de nuevo y al congelador, donde lo tendremos una hora, pasado éste tiempo,incorporamos las tres claras de huevo, montadas a punto de nieve y mezclando con suavidad con la batidora. Dejaremos en el congelador otra hora mas 
 sacaremos, batiremos para romper el cristalizado y que se vaya montando en helado de crema poco a poco y de nuevo al congelador media hora mas. Esto lo iremos haciendo hasta que se forme un helado cremoso, en total unas cuatro veces
Cuando tengamos listo el helado, lo colocamos en la manga pastelera
y vamos rellenado una a una las naranjas vacías
si no tenéis manga, se puede hacer perfectamente con una cucharita. Una vez rellenas las pondremos de nuevo en el congelador otra hora mas.
Cuando vayamos a servir, colocamos la tapita en cada una
y tenemos nuestras naranjas heladas
con las que poner una guinda a nuestras comidas o cenas
“A la taula i……..
BON PROFIT!!!
Si te gusta mi receta, puedes compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente.
Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Comments

Deja un comentario