Focaccia, fogassa con tomates cherry cebolla y romero paso a paso

«Refrany;
Bon pa farem si la farina és bona» Buen pan haremos, si la harina es buena.

Focaccia o fogassa como decimos en valenciano, focaccia proviene de la frase romana «panis focacius» que significa un bollo de pan cocinado con fuego, la masa  de la focaccia es similar en estilo a la de la pizza y también a la fogassa que me enseñó a hacer mi tia-abuela Lluisa,(con muchisimas variaciones en cuando a los ingredientes añadidos, pero no con los de la masa, que era casi igual) asi que ámbas tienen una gran similitud aunque una sea de origen italiano y la mía de origen la Safor. En Aragón le llaman Cañada o blandilla a un pan parecido que lleva aceite y sal, pero sin verduras ni el romero. Si queréis hacer un pan riquísimo sólo tenéis que seguir las instrucciones y no poner éstos ingredientes.
Aprovechando que tengo unos tomatitos Cherry y unas cebollas dulces, mas el ramo de romero fresco que al igual que el de perejil, no suelen faltar en mi cocina, hoy va con éstos ingredientes. La fogassa es sencilla de hacer pero larga, a causa de los dos levados.

Necesitaremos;

  1. 500g de harina de fuerza
  2. Una cucharada de postre de sal
  3. Una cucharada de postre de azúcar
  4. 25g de levadura fresca
  5. 300 ml de agua tibia
  6. AOV aceite de oliva virgen al gusto
  7. Una ramita de romero fresco
  8. 250g de tomates cherry
  9. Una cebolla tierna o dulce
  10. Sal Maldón o gruesa
  11. Pimienta
Comenzamos poniendo en un bol 300 ml de agua tibia,
y el cubito de 25g de levadura fresca. Desleímos y dejamos reposar unos minutos.
Mientras tanto, deshojamos unas ramitas de romero previamente enjuagado. si cogemos la ramita por la parte de arriba y frotamos las hojitas en dirección a la raíz salen sin problemas.
Troceamos el romero o picamos finamente
reservamos.
 Añadimos al bol una cucharada de postre de sal y
una cucharada de postre de azúcar y removemos.
Incorporamos medio kg de harina de fuerza tamizándola, Si no tenemos tamizador, sirve cualquier colador.
Llegado éste paso, hay quien mezcla y remueve con una cuchara. Yo trabajo mucho en la cocina con las manos, me gusta mucho mas hacerlo así,(por descontado, con las manos muy muy limpias) pero a gusto de cada cual, remover.
Añadimos el romero piccado y un chorrito de aceite de oliva virgen, según vuestro gusto, hay que le gusta muy aceitado y a quién solo suavemente, así que en éste paso no pongo cantidad de aceite.
Seguimos removiendo y cuando ya se despega la masa de las paredes del bol, hacemos una bola, ponemos harina sobre una superficie de trabajo y pasamos a masar en la misma, trabajando hasta que se nos despegue de las manos.
Colocamos de nuevo en el bol, que previamente hemos limpiado con agua calentita y secado
Cubrimos con tapa de plástico o papel film
ponemos encima un trapo de cocina limpio y dejamos reposar en un lugar tibio de la cocina aproximadamente una hora o hasta que veamos que ha doblado su volumen
como en foto, retiramos la tapa de plástico

espolvoreamos harina sobre la superficie de trabajo, para amasar de nuevo.

Es realmente complicado cocinar y hacer fotos al mismo tiempo, (es como me gusta hacer mi blog, con el paso a paso completo para facilitar el que hagáis las recetas) pero cuando se trata de amasar…bufff muy muy difícil, ya que he de amasar con una sola mano para tener la otra libre con el fin de hacer las fotos con el móvil…..

….así que cuando aparece alguien por casa que puede tomar las instantáneas, lo cazo al vuelo!!! jejeje, hoy mi chico, hace de fotógrafo, con el equipaje puesto y antes de irse a correr 😉 gracias mi amor.
Y así yo puedo estar con las manos en la masa, nunca mejor dicho.

Amasaremos hasta que veamos que está la masa lista, para saberlo, introduciremos unos o dos dedos

y si los hoyitos permanecen, es que ya está la masa lista para preparar el segundo levado.

Aplanamos con las manos dando la forma que nos parezca. En otros amasados utilizo el rodillo pero aquí prefiero no hacerlo para no aplanar demasiado la masa. La trasladamos

al papel sulfurizado o de horno en una bandeja adecuada, y practicamos hoyitos con los dedos

cubrimos con papel film o papel sulfurizado

arropamos de nuevo con un trapo de cocina y dejamos hacer el segundo levado como meda hora mas

veremos que ha subido un poco y  ha llegado el momento de colocar los tomatitos lavados

cortamos la cebolla dulce, y ponemos el horno a calentar a 180º

y la incorporamos a la masa

un chorrito de aceite de oliva virgen

sal Maldón sin pasarnos

molemos pimienta negra

y al horno con calor arriba y abajo a 180º durante unos 35 minutos en el mío. Cada horno necesita unos tiempos, nos ha de quedar ligeramente dorada.

Transcurrido éste tiempo dejamos atemperar sobre la rejilla

y ya tenemos nuestra foccacia lista para deleitarnos con ella

A nosotros nos gusta tibia, pero fría también está muy rica. Si os sobra de un día para otro, guardar en una bolsa de congelación para que no se reseque demasiado.

aquí podéis ver el corte, crujiente por fuera, pero esponjosa y tierna por dentro, podéís variar los ingredientes unas veces hacerla con unos y a la siguiente, con otros,

deliciosa sola, con queso, jamón o unas lonchitas de salmón ahumado como se comerá mi marido, de cualquier manera….»a la taula i….BON PROFIT!!!

Si te gusta ésta receta, puesdes compartir, y si quieres comentar, estaré encantada de responderte y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Graciaaaaas….

Comentarios

Deja un comentario