Pollo con tomate “al intocable” paso a paso

“Refrany;
Si vols somniar, menja olives per sopar”  Si quieres soñar, come aceitunas para cenar.

Pollo con tomate al intocable…comida de excursión familiar.
Es pensar en preparar ésta receta y venirme a la cabeza los maravillosos días de mi infancia, cuando junto a mis tíos, mas tooooooda la caterva de primos, (si, todos esos que mis hijos llaman la familia “in“,porque casi todos nuestros nombres tienen el diminutivo in, pero ésta vez los de La Concepción)  nos íbamos de excursión casi todos los domingos cuando éramos pequeños, luego la familia fué creciendo y las excursiones ya no eran tan frecuentes.
Mi padre con el seiscientos claro, nos embutíamos como sardinas, hoy lo pienso y lo comento con mi padre ¿cómo podríamos caber tantos?, y nos reímos con nuestros recuerdos y con las anécdotas, como la que me recuerda mi padre.
Aquella que ocurrió con mi querido tío Pepe, el de mi tía Conxeta, en la puerta de Casa Calabuig, frente al Crist del Grau, íbamos por la Avenida del Puerto de regreso al Cabanyal, de una de nuestra excursiones, cuando mi tío para junto a la acera de pronto, y nos hace bajar a todos con muuuchas prisas y alterado, corriendo coge el extintor que llevaba junto al asiento gritando “fora del cotxe, afanyeu-se rápid, rápid” y extintor en mano gritaba FUEGO, FUEGOOOO donde está el fuego? y mi padre, que con el seiscientos iba detrás y había parado también, partiéndose de risa, le dice “tranquilo “cunyat” que el del coche que te ha adelantado no te decía FUEGO, te decía ¡¡¡¡¡gamberro!!!!!!” jajajaja, porque íbamos todos los nanos dentro, con las ventanillas bajadas y cantando jajajajaja. Mi tío Pepe, estaba bastante sordo pero era mas que adorable y lo queríamos y queremos todos con locura. ¡QUE GRANDE MI TÍO PEPE!
El tío Pepe compró un Austin Estate negro…de los que se usaban en Londres como taxis…¡que recuerdos!, le llamábamos EL INTOCABLE…porque nos recordaba la película de Eliot Ness.
Era igualito que éste.
Tenía incluso unos asiento adheridos al respaldo que se abatían…y cabíamos mas nanos. Cuando empezábamos a salir de los coches todos los críos, principalmente del intocable…parecían los camarotes de los hermanos Marx, la gente abría la boca cuando nos veía bajar…..era taaan divertido.
El desierto de Las Palmas, Peñiscola, Benisanó,el Santuario de la Cova Santa, Sant Miquel de Llíria, Gandía, Oliva, Benicassim, Oliva, Altea, Jérica, Bocairent, Bejís, Denia, Altea, Morella, Cullera, Serra….
Tantos y tantos domingos recorriendo la comunidad valenciana, maravillosos recuerdos que guardo en mi mente y mi corazón  y de los que conservamos fotos que nos gusta comentar con mi padre, y algunas primas, momentos rodeados de familia, amor y diversión.
Bueno corto…que ya me estoy yendo de nuevo por los cerros de Úbeda y ya no veo el teclado porque ya no nos quedan casi mayores, los echo muchísimo de menos y se me humedecen los ojos…
A lo que vamos, hoy pollo con tomate, necesitaremos;
  1. Un pollo y medio troceado
  2. Tres cebolletas tiernas
  3. Cuatro tomates de buen tamaño
  4. Aceite de oliva
  5. Dos hojas de laurel
  6. Dos zanahorias
  7. Pimentón de la Vera
  8. 6 dientes de ajo
  9. Medio vasito de brandy
  10. Sal y pimienta
Primero que nada procederemos a lavar el pollo, (yo suelo quitarle casi toda la piel) y a “depilarlo” en la piel que no se pueda quitar. Para ello utilizo unas pinzas, ya que no tengo fuego para chamuscar los restos de plumitas que quedan, aunque si tenéis soplete de quemar azúcar, también puede servir. Si son largas, lo que hago es frotarme las manos con sal para que no resbalen y así poder quitarlas fácilmente, de lo contrario, con las pinzas salen muy bien, es lento pero eficaz.
Enjuagar y secar con papel de cocina.
Salpimentar todos los trozos.
Poner aceite en la cazuela y cuando esté caliente ir poniendo los trozos de pollo.
Ir dorando el pollo,y acompañarlo con los dientes de ajo enteros, yo los aplasto un poco con un golpe de puño, sobre la madera de cortar.
Que quede doradito por fuera solamente. Ir reservando.
Mientras rallas el tomate y la cebolla. Corta en rodajas la zanahoria
Igual que siempre que puedo utilizo productos naturales, me gusta pochar la cebolla y freir el tomate suavemente disfrutando del “chup,chup”, así que ahora, reserva el pollo y pon el tomate con la cebolla en la cazuela para freir….con suavidad. Pasados unos minutos añadir la zanahoria.
Pasado el tiempo suficiente para que desaparezca el agua de la cebolla y el tomate y cuando va tomando color, añadir el pimentón y el laurel previamente enjuagado.
Ahora se añade el pollo y se le da unas vueltas
Incorpora el coñac y pon fuego suave para que se evapore el alcohol.
Tapad unos 10 minutos siguiendo a fuego suave, para que el pollo se impregne bién de todos los aromas.
Y ya podéis emplatar…o a la fiambrera si tenéis la suerte de poder ir de excursión y si es con la familia mejor.
De un día para otro, está mucho mas sabroso. Ya sé que es una receta de principiante, sin ningún misterio pero de un gran disfrute para el paladar, a veces los platos mas sencillos son los mas sabrosos……
“A la taula i…….¡BON PROFIT!
Si éste plato es de vuestro gusto y queréis compartirlo será estupendo y si clicáis en g+1, más gente podrá ver la receta. Gracias por anticipado.
Espero vuestros comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Comments

  1. mnp, seguro que éso no es cierto todo es cuestión de práctica y práctica, como casi todo en la vida. De todas formas, en mi blog las recetas suelen ser muy sencillas, ya que se trata principalmente de cocina tradicional. Date una vuelta que encontrarás muchas que seguro pondrás en práctica, y aquí estoy para ayudarte en lo que necesites. Gracias por leerme y por comentar. Muakssss

Deja un comentario