Chipirones afogaos paso a paso foto a foto



“Refrany;
Per un peix no es perd la mar i menys per un calamar”
Por un pez no se pierde el mar, y menos por un calamar.

Ésta es una receta típica y tradicional asturiana, principalmente de la zona de Xixón Gijón,
donde los hacen espectaculares. Tengo pendiente ir a probarlos
personalmente, pero mientras tanto, me consuelo con ésta receta familiar
que me pasó una compañera de trabajo que es “culomollá” como me contaba
que se les llama de manera coloquial a los de Gijón.

Los
chipirones “afogaos” son chipirones ahogados, no se muy bien si será
por el ahogo del vino y el ron, pero vamos, que vale la pena tirarles un
salvavidas y sacarlos a flote para comerlos, porque están de vicio.
Se
trata de una receta muy sencilla de preparar y para la que os
recomiendo acompañéis con una buena hogaza de pan rústica para mojar la
salsita que está de “toma pan y mojaaaaa”, encima resulta más rica de un
día para otro, ya que gana mucho con el reposo, así que es un
plato ideal si tenemos invitados porque la podemos preparar con
antelación, luego un golpe de calor y a disfrutar, y si es con un culín
de sidra natural ya…..la leche.

Bueno, al lío.
Necesitaremos;

  1. Medio k de chipirones
  2. Dos cebolletas
  3. Un pimiento verde
  4. Dos dientes de ajo 
  5. Un vaso de vino blanco
  6. Una guindilla
  7. Pimentón de la Vera
  8. Dos hojas de laurel
  9. Un chorrito de ron
  10. Una pizca de canela molida
  11. Perejil fresco
  12. Aceite de oliva 
  13. Sal
Comenzaremos limpiando los calamares o chipirones, que en realidad vienen a ser lo mismo, sólo que que cambia el tamaño.Una vez limpios los salamos ligeramente
picamos los pimientos el ajo y la cebolleta
y en aceite caliente
 
 los ponemos a pochar
 
 junto a las hojas de laurel
cuando esté pochado, añadimos el pimentón de la Vera, removemos
y rápidito que no se queme el pimentón añadiremos el vino blanco
y el ron
incorporamos
los chipirones, en casa nos gustan enteros aunque en la receta que me
pasó Xon, eran cortados en trozos como de dedo, éso a vuestro gusto
 
y un poquito de cayena, los dejaremos tapados
una media hora, removiendo de vez en cuando
rectificamos de sal si es necesario, aunque normalmente con el salado de los chipirones en crudo es más que suficiente.
emplatamos y por último espolvoreamos con perejil fresco recién picado y
a disfrutar de un señor platazo que podemos maridar con un culín de sidra natural muy fresquita y recién escanciada, un buen ribeiro, o vino blanco incluso una rica y fresca cerveza, pero éso si, que no os falte el pan para mojar en la salsita, porque está divinaaaa
“A la taula i…BON PROFIT!!!
Si os gusta mi receta, podéis compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente.

Espero vuestro comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

Deja un comentario